Foto: Archivo
Los ingresos de Pemex crecieron 43.1 por ciento derivado principalmente al aumento de los precios, vigente desde el primero de enero, puesto que el volumen de venta en el país bajó 3.8 por ciento mientras que el de diésel y combustóleo se incrementó en 1.4 por ciento y 50.0 por ciento, respectivamente, informó la paraestatal en un comunicado a la Bolsa de Valores

Ciudad de México.- Las ventas totales de Petróleos de Mexico (Pemex) crecieron 54.9 por ciento durante el primer trimestre comparado con el mismo periodo de 2016 debido a la recuperación en el precio de crudo en las exportaciones y porque los ingresos obtenidos por la comercialización de gasolina en México se dispararon en 43.1 por ciento a raíz del alza al precio de la gasolina y diésel, aunque la cantidad de gasolina vendida disminuyó.

Los ingresos de Pemex de enero a marzo ascendieron a los 11 mil 576 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 43.1 por ciento derivado por el aumento a los precios a gasolina vigente desde el primero de enero, puesto que el volumen de venta en el país bajó 3.8 por ciento mientras que el de diésel y combustóleo se incrementó en 1.4 por ciento y 50.0 por ciento, respectivamente, informó la paraestatal en un comunicado a la Bolsa de Valores.

Otro factor fue incremento de 85.8 por ciento en los ingresos de ventas de exportación que se ubicaron en los 6 mil 769 millones de dólares, debido a la recuperación del precio del crudo de Estados Unidos, ( 44.11 dólares por barril contra los 25.87 dólares del primer trimestre de 2016), a pesar de disminuciones de 3.6 por ciento y 9.9 por ciento en los volúmenes exportados de crudo y petrolíferos, respectivamente.

“El incremento en las ventas en México, también presenta un efecto importante por la nueva política de precios implementada a partir de 2017. Esta política modifica la fórmula de cálculo de los precios máximos de gasolinas y diésel, y reconoce los costos de distribución y logística, así como el efecto del tipo de cambio del peso frente al dólar” detalla

Las ventas de energéticos en México fueron contrarrestarías con la caída de 31.7 por ciento en la comercialización de gas licuado de petróleo (GLP), como consecuencia de la pérdida de mercado derivada de la competencia por apertura en las importaciones en 2016”,

LA PRODUCCIÓN DE CRUDO BAJA

Por otra parte, Pemex detalló que la producción de crudo en enero a marzo se posicionó 2. 02 millones de barriles diarios de crudo lo que representa una disminución de 9.5 por ciento comparado con el primer trimestre de 2016 en que se produjeron 2.23 millones de barriles diarios.

La caída de la producción petrolera mexicana se debió a tres factores, según señaló Pemex. El primero es porque la declinación natural de campos y el incremento del flujo fraccional de agua en los yacimientos de los activos Samaria-Luna, Bellota-Jujo, Macuspana-Muspac y Litoral de Tabasco provocaron un descenso en 22l1 por ciento de la producción de crudo superligero.

La producción de crudo ligero de los campos Chuhuk, Ixtal, Chuc, Kuil y Onel del activo Abkatún-Pol-Chuc de la Región Marina Suroeste, así como de Tsimín del activo Litoral de Tabasco y Artesa del activo Macuspana-Muspac, de la Región Suroeste y Sur, respectivamente, también disminuyó en 12.8 por ciento debido a la declinación natural de los campos.

“Cabe destacar el incremento en la producción del campo Xanab del activo Litoral de Tabasco, el cual pasó de producir 88 Mbd en el cuarto trimestre de 2015 a 156 Mbd en el primer trimestre de 2017”, abunda.

Finalmente la producción de crudo pesado la Región Marina Noreste también bajó la producción “debido a la declinación natural de campos y al incremento del flujo fraccional de agua en los yacimientos altamente fracturados del activo Cantarell”.

En su informe financiero del periodo enero-marzo, la petrolera señaló que los ingresos de la compañía fueron de 348 mil 586 millones de pesos (18.533 millones de dólares), lo que representó un alza del 54.9 por ciento respecto al primer trimestre del año pasado.

La empresa estatal reportó en 2016 una pérdida neta de 14 mil 325 millones de dólares, lo que representó una reducción del 58.5 por ciento frente a las pérdidas de 30.315 millones de dólares de 2015.