Foto: Especial
La Onexpo indica que las actuales cargas fiscales son incongruentes con la reforma energética pues impiden rentabilizar el negocio

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) solicitó la revisión de la carga impositiva a la importación de combustibles, con el argumento de que el esquema actual es incosteable y ello merma la competencia en el sector.

Al dar a conocer la realización en la Ciudad de México de la Onexpo 2016 Convetion & Expo, del 8 al 10 de junio, los directivos de esta agrupación de propietarios de estaciones de servicio argumentaron que la carga tributaria va en contra del espíritu benéfico de la reforma energética.

José Ángel García Elizondo, presidente de la Onexpo, aseguró que 50% de lo que paga el consumidor final se va en impuestos como el Especial sobre Producción y Servicios y al Valor Agregado, cuando en Estados Unidos, por ejemplo, es de entre 18 y el 20 por ciento.

Con la apertura que se generó con la reforma energética, las autoridades deberán revisar este tema, pues de no hacerlo el precio al consumidor sí se elevaría, ya que se tendrían que dar los productos por arriba de los 16 pesos por litro para hacerlo rentable, argumentó.

Asimismo, señaló, los agremiados de la Onexpo están solicitando se adelante la liberación total de las importaciones de combustibles prevista para enero de 2018, pues salvo el tema de los impuestos, las condiciones están dadas para hacerlo y con ello elevar la competitividad del sector.

Al referirse al tema de las restricciones que se le impusieron a los gasolineros por el tema de la contingencia ambiental en la zona metropolitana del Valle de México, el directivo dijo que fue ridículo obligar al cierre de estaciones.

Calificó de falso que estos negocios contribuyan al deterioro del aire, pues dijo que es con la quema del combustible como se genera la contaminación y no con el simple trasvase, además de que la mayoría de las estaciones cuenta con sistemas de recuperación de vapores y aún así los hicieron cerrar.

En este tema, García Elizondo negó tajante que se distribuya gasolina o diésel de mala calidad proveniente de China, pues aseguró que todo el combustible que se vende en el país cumple con las normas oficiales y la emergente.