El NAIM fue cancelado por el actual mandatario Andrés Manuel López Obrador | Foto: Especial
Con el cambio de gobierno que asumió el presidente Andrés Manuel López Obrador, la Conagua también canceló las obras hidráulicas con lo que el riesgo de inundación para esas poblaciones sigue latente

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) gastó 2 mil 238 millones de pesos de 2014 a 2018 en la construcción de obras hidráulicas en las inmediaciones del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, las cuales quedaron inconclusas con contratos cancelados anticipadamente, reveló la Auditoría Superior de la Federación.

Por lo que quedaron por ejercer 1 mil 750 millones de pesos, pese a que el objetivo de estas era proteger contra inundaciones a la población de la zona oriente del Valle de México.

“Con la cancelación del NAIM y su no inclusión en el Presupuesto de Egresos de la Federación, estas obras hidráulicas no proporcionarán los beneficios previstos a la población y se desconoce si la entidad fiscalizada le dará continuidad”, destacó la auditoria al fiscalizar los recursos federales para la Construcción del Colector de Estiaje Chimalhuacán II, Tramos 1 y 2; la Construcción del Revestimiento del Dren Chimalhuacán II, en el Estado de México y la Construcción del Túnel Churubusco-Xochiaca, en el Estado de México.

Con el anuncio de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en septiembre de 2014, la Conagua incluyó obras para el mejoramiento de la infraestructura hidráulica en la zona federal del ex Lago de Texcoco y ejerció recursos mediante el programa presupuestario K129, “Infraestructura para la protección de centros de población y áreas productivas”.

Al cancelarse la construcción del NAIM con el cambio de gobierno que asumió el presidente Andrés Manuel López Obrador, la Conagua también canceló las obras hidráulicas, dejándolas inconclusas, con lo que el riesgo de inundación para esas poblaciones sigue latente.

La fiscalización de la Construcción del Túnel Churubusco-Xochiaca, en el Estado de México, arrojó que de 2014 a 2018 se ejercieron 1 mil 079 millones 017 mil pesos, pero quedaron por ejercer 1 mil 601 millones 874 mil pesos, dejando inconclusa la obra y con un monto pendiente por aclarar de 92 millones 665 mil 876 pesos.

Para esta obra la Auditoría Superior de la Federación dictaminó que no se había liberado ni expropiado la totalidad de los terrenos e inmuebles donde se ejecutarían las obras, ni efectuado las adecuaciones necesarias al proyecto ejecutivo, previamente a la adjudicación del contrato.

Además, no se controló, ni comprobó que los materiales, la mano de obra, la maquinaria y equipos fueran de la calidad y características pactadas en el contrato; tampoco se comprobó la adecuada ejecución de los trabajos y se realizaron pagos indebidos.

De acuerdo con el reporte, esta obra es necesaria para mitigar el riesgo de inundaciones en el municipio de Nezahualcóyotl en el Estado de México y en la alcaldía Venustiano Carranza de la Ciudad de México, que utilizan el río Churubusco como principal conducto de aguas pluviales y residuales.

La construcción del túnel Churubusco- Xochiaca, tendría una capacidad de conducción de 46 metros cúbicos por segudo, con una longitud de 13.1 km y diámetro de 5 metros, nueve lumbreras de 12 de diámetro y 30 metros de profundidad.

Además, dentro del proyecto integral para mejorar el funcionamiento hidráulico del Lago de Texcoco y ante la falta de capacidad del sistema de drenaje en Chimalhuacán, se inició la construcción del Túnel Chimalhuacán II, que en operación del colector marginal Chimalhuacán II y el revestimiento de los drenes Chimalhuacán I y II, mejoraría la capacidad de desalojo de las aguas pluviales en ese municipio.

La Auditoría revisó cuatro contratos de obras públicas para este proyecto establecidos con dos empresas contratistas: Promotora y Desarrolladora Mexicana; así como La Peninsular Compañía. De 2015 a 2018, se ejercieron 639 millones 747 mil pesos; pero faltaron por ejercer más de 148 millones de pesos; esta obra estuvo a cargo de la Coordinación General de Proyectos Especiales de Abastecimiento y Saneamiento de la Conagua.

El colector de estiaje Chimalhuacán II, tendría una longitud de 7.73 km con una capacidad de 6 metros cúbicos por segundo y diámetros de 1.83 a 2.13 m, para la conducción de las aguas residuales y para dar mantenimiento al túnel en época de secas.

Para la construcción del Revestimiento del Dren Chimalhuacán II, se ejercieron 519 millones 470 mil pesos, pero quedaron por aclarar 5 millones 389 mil pesos.

“No se comprobó la aplicación de los anticipos otorgados a las contratistas en el ejercicio de 2015 en relación con los programas contractuales establecidos; se integró en los costos indirectos el rubro de construcción y mantenimiento de caminos de acceso, el “cual ya había sido considerado y ejecutado por la contratista en un contrato previo; y se pagaron volúmenes en demasía en el relleno de excavaciones para estructura con material producto de banco sin verificar que incluía acarreo; excavación con maquinaria para zanjas y concreto por diferir respecto de los volúmenes del proyecto”.