Espectáculo. Después de una inauguración espectacular el juego de pelota no podría defraudar y no lo hizo. | Foto: Omar Saucedo
Los Saraperos cayeron luchando hasta el final en duelo cerrado y de volteretas ante los Mariachis

Después de una inauguración espectacular el juego de pelota no podría defraudar y no lo hizo. Los Saraperos de Saltillo cayeron luchando hasta el final en duelo cerrado y de volteretas ante los Mariachis de Guadalajara.

Con una “serenata que se extendió más allá de la media noche, los jaliscienses vencieron al son de 4 carreras por 3 para mantener el invicto en el arranque de la Temporada 2021 de la LMB.

La motivación llegaba por todos lados: reencontrarse con su afición, presentarse en casa después de un año y 8 meses y ser anfitrión de los aún imbatibles Mariachis. Timoneados por Roberto Vizcarra, los Saraperos mostraron reacción, pero fue el relevo el que falló al no poder mantener la pizarra.

Ranfi Casimiro tuvo el honor de lanzar el primer disparo oficial del 2021 en el Madero y respondió con una presentación sólida, sin embargo, su casi nula pretemporada se reflejó en cansancio durante el quinto rollo viendo esfumarse la ventaja y yéndose abajo en la pizarra.

Saraperos abrió la pizarra en la primera entrada de la mano del cubano Henry Urrutia, quien salió como bateador designado al estar ‘tocado’ de la pierna. Con dos outs en la pizarra, el cubano evitó tener que esforzarse corriendo las bases y puso la pelota atrás de la barda del izquierdo para el júbilo de la afición.

Los Mariachis respondieron hasta el quinto capítulo, aprovechando el titubeo de Ranfi, quien mostró cansancio y comenzó a otorgar pasaportes; además Jorge Luis Ibarra ingresó nervioso en su relevo y cuando logró apagar el fuego, los corredores de herencia ya habían puesto el 3-1 en favor de los jaliscienses.

Saraperos, que había sido agresivo a lo largo del partido, en el sexto inning logró concretar su ataque con par de carreras. Juan Pérez anotó con batazo de Manny Rodríguez; el mismo José Manuel pasó por la registradora con elevado de sacrificio de Kennys Vargas.

El juego nuevo con el 3-3 en los cartones duró poco, pues Beau Amaral -quien fue un dolor de cabeza a la ofensiva produciendo y anotando carreras para los de Guadalajara- recibió al relevo saltillense Alejandro Soto con cuadrangular en el “Lucky Seven”.

Los brazos tapatíos apretaron y poco a poco fueron agotando las oportunidades de los saltillenses a la ofensiva a pesar de que la afición de los Saraperos se metió de lleno al partido y con su empuje parecían corear ‘¡otra, otra!’, pero los extrainnings no llegaron, pues los Mariachis encontraron el out 27 y su cuarto triunfo en la campaña.

Hoy, en el segundo de la serie, los Saraperos bucarán cortar una racha de tres derrotas, pero para lograrlo deberán quitarle el invicto a los tapatíos.