Foto: Cuartoscuro
A tres años de su creación, el grupo es reconocido por la sociedad como la Policía más confiable

CDMX.- Aunque el proyecto de División de Gendarmería de la Policía Federal estaba planeado para contar con un estado de fuerza de 40 mil elementos, a tres años de su creación continúa con 5 mil gendarmes quienes han realizado más de 500 mil operaciones, es decir, una cada tres minutos.

Capacitados por la Gendarmería francesa, la Policía Nacional de Colombia y colaboraciones de especialistas de Estados Unidos, Ecuador, Italia, Bolivia y España, la séptima división de la Policía Federal es un cuerpo de seguridad cuyos objetivos son la protección a ciclos productivos, el fortalecimiento institucional, la proximidad social, la misión ambiental y próximamente la preservación del patrimonio cultural.

Durante sus operativos contra el crimen organizado han tenido 13 bajas en tres años.

En entrevista, el comisario de la Gendarmería, Benjamín Grajeda Regalado, asegura que el balance es positivo y están reconocidos por la sociedad como la Policía más confiable, por debajo del Ejército y la Armada de México, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (Ensu), publicada por el Inegi.

-¿En qué consiste la nueva misión de patrimonio cultural?-

“Lo que se busca es coadyuvar con autoridades como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), inclusive instituciones religiosas para preservar y garantizar la seguridad del patrimonio. Estamos por firmar un convenio con las autoridades culturales, pero el 21 de agosto iniciamos la capacitación con el INAH y con el INBA para conformar el grupo de investigadores especializados. Tenemos arqueólogos e historiadores del arte que juntan dos pasiones, sus estudios universitarios y ser policías federales”.

-A tres años de la creación de la Gendarmería, ¿cuáles son los resultados?-

“El resultado es la consolidación de la séptima División de la Policía Federal con 5 mil elementos que están listos para servir a la ciudadanía en todas sus misiones, como son la proximidad, vinculación e inteligencia social; la atención de ciclos productivos que estén siendo afectados por la delincuencia, la misión de fronteras y ambiental. Además estamos previendo nuevas misiones, como lo es la tutela de patrimonio cultural”.

-En estos tres años, ¿cuál es la participación más importante que han tenido?-
“En materia de atención a ciclos productivos hemos tenido presencia en Tamaulipas, ahí atendimos la petroquímica, sufrían el robo de monómero de estireno, después de la atención el robo se redujo a cero. En Guanajuato y Querétaro atendemos el robo del ferrocarril. La incidencia que sufrían se redujo en más de 95 por ciento. También hemos atendido el tema de la minería, por ejemplo se recuperaron 19 barras de Doré (aleación de plata y oro), que fueron robadas a una minera en Jalisco”.