Hay una variable clave para identificar y clasificar regiones en México. Esa variable es la generación de empleo, tanto en la formalidad como en la informalidad. Esta clasificación surge por el hecho de que la generación y el crecimiento del empleo formal, por encima del informal, se está dando preponderantemente en los estados que van de Querétaro hacia el norte. Por el contrario, la generación del empleo informal se está dando principalmente en el sur. Y en medio se da crecimiento de empleo formal e informal.

Vale la pena remitirse a los datos nacionales de empleo formal e informal para luego hacer un zoom y analizar el comportamiento del empleo por regiones. De fines de 2012 a 2016 se han generado 2.2 millones de empleos formales, entendidos como aquéllos que registra el IMSS y otras entidades de seguridad social, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Según dicha encuesta, de 2006 a 2012 se generaron 2.1 millones de empleos.

En cuanto al empleo informal, para los mismos períodos la generación de empleo ha sido la siguiente: para estos últimos tres años el número de empleo informal ascendió a 0.2 millones. En contraste, de 2006 a 2012 se generaron 3.6 millones de empleos informales. Esto podría ser indicio de que la reforma a la Ley Federal de Trabajo aprobada en 2012 ha tenido un impacto positivo. Habrá que analizar sí es resultado de dicha reforma.

Ahora es muy conveniente ver dónde se generaron los 2.2 millones de empleos formales del período de fines de 2012 a 2016. De esta cifra, 74% de empleos formales se generaron en los estados que conformaría la región de Querétaro hacia el norte, que incluye, además de a este último a San Luis Potosí, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Sonora, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas y las dos Baja Californias. Sobresale que en la gran mayoría de estos estados el empleo informal disminuyó. Cabe destacar que para el lapso que va de 2006 a 2012 en estos estados se generaron 1.6 millones de empleos informales, que significó 28% del empleo total del País.

Por lo que se refiere a la región donde el empleo informal crece por encima del formal, ésta comprende a Yucatán, Campeche, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Morelos, Guerrero y Michoacán. En esta región, de fines de 2012 a 2016 el número de empleos informales que se generaron fue 219 mil. De 2006 a 2012 el aumento de empleos informales fue de 1.3 millones.

¿Qué ha pasado entonces en la Ciudad de México, el Estado México, Colima y Veracruz? Ahí se observa que para el período fines de 2012 a 2016: en la CDMX el número de empleos informales disminuyó 130 mil y los empleos formales aumentaron 109 mil, lo cual es un número muy pequeño en relación al total y al peso que la capital tiene dentro de la economía nacional. En el Estado de México, la segunda economía más importante de México, el empleo informal aumentó 184 mil, resultado principalmente de la inmigración, mientras que el empleo formal aumentó 258 mil. En Veracruz disminuyó el empleo tanto formal e informal, y en Colima las variaciones fueron mínimas.

En consecuencia, la pregunta natural es: ¿qué podría explicar que en los estado que van de Querétaro hacia el norte se concentre la mayor parte del crecimiento del empleo formal? Y por el contrario, ¿qué podría explicar que el empleo informal se genere en los estados del sur?

Hay dos variables a explorar: el Índice de Desarrollo Humano y Estado de derecho. La inversión privada tanto nacional como extranjera buscan localidades donde se facilite la contratación de personas con formación de educación media y media superior, y también buscan lugares donde si van recurrir a tribunales prevalezca una cierta autonomía entre el Poder judicial y Ejecutivo estatal.

Por lo tanto, para rescatar a los estados del sur y oriente del país habrá que apostarle a la educación y a la aplicación de la ley, porque esos estados sobresalen por estar muy por debajo del Índice de Desarrollo Humano, que incluye educación, salud e ingreso. ¿Estarán pensando en esto toda la pléyade de precandidatos independientes a la Presidencia de la República para formular sus propuestas para generar empleo formal?

 

Twitter: @jchavezpresa

Jorge A. Chávez Presa

Economista