A lo largo de mi corta vida profesional he tenido la oportunidad de participar en proyectos que tuvieron como objetivo el enriquecimiento y empoderamiento de la sociedad. He sido afortunado en poder colaborar con personas que me impulsaron a ser mejor profesionista y que, en consecuencia, ampliaron mi visión sobre las necesidades cívicas y democráticas de nuestro País. Derivado de esto, hace un par de meses me compartieron la convocatoria para participar en el Primer Encuentro Global de “Generation Democracy”, una coalición de más de 400 organizaciones lideradas e integradas por jóvenes de 75 países alrededor del mundo que buscan otorgarle una voz efectiva a la juventud para que demande acciones concretas para democratizar nuestras instituciones. Después de un largo proceso a nivel mundial, fui seleccionado como uno de los 39 jóvenes de entre 35 países y único representante de México a participar en dicho Encuentro. 

Durante cuatro días tuve la oportunidad de conocer de primera mano lo que jóvenes de distintas nacionalidades, culturas y religiones están haciendo para impactar de manera positiva en sus comunidades. Pudimos discutir y analizar los retos que hemos afrontado en vías de enriquecer la democracia de nuestros países, así como aprender de nuestros errores y mejorar las líneas de acción efectivas. Concluimos que, si bien nuestros antecedentes históricos son diferentes, los retos de la juventud a nivel mundial en la democracia contemporánea se pueden englobar en los siguientes cinco puntos: 1. Resistencia al cambio derivado de las barreras culturales y religiosas de la comunidad; 2. Utilización de los medios de comunicación para la alteración de las percepciones políticas y sociales, así como la falta de contenido dirigida a las necesidades de la juventud; 3. La corrupción e impunidad en todos los niveles multisectoriales de un país, la cual crea desconfianza en las instituciones por parte de los ciudadanos; 4. Falta de inclusión de los jóvenes en la toma de decisiones por parte de las autoridades; y 5. Falta de capacitación y oportunidades que permita la participación efectiva de los jóvenes en los procesos cívicos, políticos y sociales de su comunidad.

La pluralidad de culturas, ideologías y religiones que existen en el mundo dificultan el desarrollo de una herramienta única que ataque dichos retos de una manera efectiva, por lo que decidimos proporcionar los siguientes lineamientos mínimos a contener de los programas que busquen el fortalecimiento de la democracia en sus comunidades: 1. Empoderamiento de la juventud a través de capacitaciones técnicas; 2. Implementación de políticas públicas que permitan la participación y acceso de los jóvenes al contenido relevante de los medios de comunicación; 3. Exigir procesos electorales y judiciales autónomos y transparentes que permitan el combate a la corrupción e impunidad de manera efectiva; 4. La inclusión de la juventud en espacios seguros en los cuales se les permita externar sus necesidades para que puedan ser atendidas; y 5. Proveer educación cívica, así como oportunidades que permitan a la juventud la obtención de experiencia y habilidades en los procesos políticos de su comunidad. 

Sin duda alguna, en los cuatro días que trabajamos a marchas forzadas en la redacción de la Declaración de Viena no existieron razas, colores, nacionalidades, identidades sexuales, partidos políticos o clases sociales. Durante esos cuatro días fuimos jóvenes comprometidos con nuestros países que buscaban fortalecer los valores democráticos de sus comunidades a través de la participación social. Durante esos cuatro días 39 jóvenes nos empoderamos mutuamente para engrandecer nuestras voces y multiplicar nuestro impacto social. Los cambios positivos para una mejor calidad de nuestros Gobiernos empiezan con nosotros y es responsabilidad de la generación joven de mitigar estos retos.


Juan Manuel Pérez Cuéllar
Director de Vinculación
Consejo Cívico de Coahuila
@juanmanuelpc 
@CCICoah

Si usted desea colaborar con este proyecto envíenos sus datos de contacto a:  opinionciudadana@ccic.org.mx