FOTO: INTERNET / Por falta de diversidad, las celebridades y cadenas de televisión se unieron a las múltiples protestas que exigen que los prestigiosos premios hagan drásticos cambios en sus miembros y sus reformas.
Por falta de diversidad, las celebridades y cadenas de televisión se unieron a las múltiples protestas que exigen que los prestigiosos premios hagan drásticos cambios en sus miembros y sus reformas. Tom Cruise regresó tres galardones, Scarlett Johansson pidió su cancelación, mientras que NBC anunció que ya no los transmitirá.

¿Por qué hasta ahora Hollywood se da cuenta que los Globos de Oro no tienen sentido? Parece un momento perfecto… la audiencia se ha desplomado y aparentemente no hay entrega de premios, ni los Oscar, ni los Grammy,  ni los SAG, ni nada por el estilo que un mundo azotado por la pandemia quiera ver. Por ello, celebridades y cadenas de televisión han decidido iniciar una protesta en contra de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, alegando que por falta de diversidad, los prestigiosos premios requieren de drásticos cambios en sus miembros y sus reformas. Y sí, es un hecho que la industria del entretenimiento debe de cambiar, pero ¿están en busca de un cambio o es una protesta hipócrita?

Todo comenzó con la actriz Scarlett Johansson, quien nos confundió por completo cuando hace menos de un mes declaró a la revista británica The Gentlewoman, que "no creía que los actores tuvieran la obligación de tener un papel público en la sociedad", sin embargo, todo cambió el fin de semana pasado cuando sugirió que era necesario que se cancelaran los Globos de Oro del próximo año. "La HFPA es una organización que fue legitimada por gente como Harvey Weinstein para acumular un impulso para el reconocimiento de la Academia", dijo Johansson en parte de su comunicado, "y la industria siguió su ejemplo", agregó. Y aunque gran parte de Hollywood secundó a la actriz, hay muchos otros que la critican recordando que Johansson es una de las fervientes defensoras de Woody Allen ante los rumores de que abusó de una de sus hijas.

Por otra parte, han pasado seis años desde el movimiento #OscarsSoWhite, y aparentemente algunos creen que se ha ganaron esa pelea, a pesar de que en la pasada entrega de los Oscar, se asumió que el fallecido Chadwick Boseman ganaría como Mejor Actor sobre Anthony Hopkins, hecho que no ocurrió. Los Oscar no han cambiado, año con año sus presentadores bromean en el monólogo inaugural cómo es que la Academia, y por ende las nominaciones, está regida por “un montón de ancianos blancos y conservadores”.

Esto se ha notado desde hace décadas en los premios que han otorgado, con poca representación de personas negras, asiáticas, latinas o mujeres, sin mencionar la reticencia que tenían para aceptar productos distribuidos a través de plataformas de streaming. Los movimientos #MeToo y el Black Lives Matter los obligaron a cambiaron lo primero, mientras que la pandemia, que cerró cines en todo el mundo e impidió el estreno tradicional en salas de las películas los obligó a cambiar lo segundo. Pero, como algunos analistas lo han hecho notar, este no es un verdadero cambio, sino una necesidad ante la disminución de sus ratings —lo que a su vez afecta los casi 2 millones de dólares que cobran por 30 segundos de publicidad durante el show.

TOM CRUISE Y MARK RUFFALO

Después de la petición de Scarlett Johansson, Tom Cruise se unió a la protesta devolviendo sus tres Globos de Oro en señal de inconformidad, y aunque la nota nos impactó. Un crítico de cine de New Yor Post aseguró: ¿Creen que si Cruise tuviera un Oscar lo devolvería? De ninguna manera. ‘Ganador del Oscar’ es la primera línea del obituario, siempre. Y si bien fue una acción que legitimó el movimiento, al parecer no es lo suficientemente creíble. Lo mismo pasó con Mark Ruffalo: "Honestamente, como ganador reciente de un Globo de Oro, no puedo sentirme orgulloso o feliz de haber recibido este premio", dijo hace un par de días.

¿En serio? Si se busca el video de aceptación de Mark Ruffalo hace algunos meses, vemos a un Ruffalo lleno de alegría rodeado por su esposa y dos hijos. “La buena noticia es que la inclusión y la justicia… está surgiendo en todas partes”, dijo al ganar. "La luz piadosa de la decencia está atravesando la horrible tormenta oscura que hemos estado viviendo". Entonces, Mark Ruffalo: ¿Qué ha ido tan de lado desde esta inclusión de los Globos como parte de dicha luz divina? ¿Desde que aceptó su Globo con vértigo y alegría?

LAS PLATAFORMAS NOS DECEPCIONAN

A este grupo de celebridades de Hollywood y cadenas de televisión que aparentemente están cansadas de la falta de inclusión y diversidad, se suman Netflix y Amazon, dos gigantes que no revelan nada sobre sus índices de audiencia o algoritmos, y mucho menos sobre sus acciones para ser inclusivos. Por su parte, NBC dice que no transmitirá los Globos en 2022, y es muy conveniente, ya que atrajo un mínimo histórico de 6.91 millones de espectadores este año.

La Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood dijo que tenía un plazo de 18 meses para ajustar sus reformas para incluir un 50 por ciento más de miembros afrodescendientes o afroamericanos. ¿Parece excesivo? El Informe de Diversidad de Hollywood de 2020 de la Universidad de California, dijo que Hollywood en general no está alcanzando los supuestos puntos de referencia, ni siquiera está cerca.

Y claro, muchos onsideran que cancelar la única entrega de premios que fue divertida esta temporada, en donde incluso los nominados y ganadores se tomaron tan a la ligera que se emborracharon antes de subir al escenario, es la mejor opción para luchar contra la discriminación, cuando los especialistas aseguran que hay mucho más atrás. ¿Qué pasará? Eso aún está por verse, es solo cuestión de esperar.