Se trata de Carlos Miguel Aysa González, Gobernador sustituto de Alejandro Moreno Cárdenas desde el 13 de junio de 2019, por Campeche; Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de Guanajuato, cuya entidad encabeza casi todos todos los crímenes en el país; Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; el michoacano Silvano Aureoles Conejo, y Javier Corral Jurado, de Chihuahua

Los gobernadores de Campeche (PRI), Guanajuato (PAN), Tamaulipas (PAN), Michoacán (PRD) y Chihuahua (PAN), muchos de los cuales tienen serios problemas de inseguridad en sus entidades, no asisten a las reuniones de seguridad, de acuerdo con el reporte presentado esta mañana por Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Se trata de Carlos Miguel Aysa González, Gobernador sustituto de Alejandro Moreno Cárdenas desde el 13 de junio de 2019, por Campeche; Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de Guanajuato, cuya entidad encabeza casi todos todos los crímenes en el país; Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; el michoacano Silvano Aureoles Conejo, y Javier Corral Jurado, de Chihuahua.

Desde Palacio Nacional, Durazo Montaño detalló que en la lista de inasistencias también se encuentran Aguascalientes (PAN), Querétaro (PAN) y Quintana Roo (PRD), liderados por Martín Orozco Sandoval, Francisco Domínguez Servién y Carlos Joaquín González, respectivamente.

Frente al Presidente Andrés Manuel López Obrador, recordó que para lograr la coordinación de todas las instancias vinculadas con la seguridad, sostienen reuniones estatales y en las 150 regiones en las que se ha dividido al país, las cuales aumentarán a 200 el próximo año.

Respecto a los gobernadores que sí acuden a las reuniones de seguridad, el funcionario aclaró que Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México se ubica por encima de todos en virtud de que se llevan a cabo encuentros también los sábados y domingos.

Tlaxcala, Tabasco, Sinaloa, Nuevo León y San Luis Potosí son otras de las entidades que se han caracterizado por ser partícipes de los encuentros entre autoridades.

Durazo Montaño precisó que cuando no asisten los mandatarios estatales, puede ir en su representación un funcionario de alto nivel. En su oportunidad, López Obrador pidió a las autoridades locales que se apliquen. “Muchos lo hacen, otros delegan, eso no es recomendable. Este es el problema que más le preocupa a la gente y por eso debe tener toda la atención, más que otros y hay veces que no se atiende de manera directa”, aseguró.

También hizo un llamado para revisar el funcionamiento de los responsables de la seguridad pública, con el objetivo de saber quiénes son los jefes de policía, quiénes son los procuradores, ya que hay casos donde llevan mucho tiempo los jefes de policía y van muy bien las cosas.

“Un ejemplo es Yucatán. El jefe de la policía lleva como 15 años, ha estado en gobiernos de distintos partidos. Hay otros casos donde no es así, tanto en jefes de policías como en fiscales. Hemos notado también que si se lleva a cabo un cambio se refleja en la incidencia delictiva, por eso si hace falta, tiene que haber cambios. Si no hay resultados, la política, entre otras cosas, son resultados”, sostuvo el Presidente.