Foto: Twitter / Coahuila fue la sede de la Segunda Reunión Interestatal Noreste en materia de salud
Miguel Riquelme Solís, Jaime Rodríguez Calderón y Francisco García Cabeza de Vaca, gobernadores de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas pidieron al gobierno federal intervenir en las acciones para contener los contagios por el COVID-19

Los gobernadores de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas pidieron al gobierno federal intervenir en las acciones para contener los contagios por el COVID-19 y que se considere incluso cerrar la frontera norte del país, toda vez que Estados Unidos ya es el país con más casos confirmados en todo el mundo, superando los 100 mil.

Miguel Riquelme Solís, Jaime Rodríguez Calderón y Francisco García Cabeza de Vaca, gobernadores de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas respectivamente, se reunieron ayer en Saltillo para dar seguimiento a las estrategias que se han implementado en las tres entidades y se acordaron nuevas medidas a implementar de forma inmediata para atender la contingencia.

Uno de los acuerdos principales es que los gobernadores del noreste llamarán a ser convocados por el gobierno federal para normar criterios y acciones, así como que se considere cerrar la frontera norte del país, que es facultad del Ejecutivo Federal, tomando en cuenta que Estados Unidos ya es el país con más casos confirmados de COVID-19 en el mundo.

Ilustración: Sofía Rodríguez

“Tenemos un vecino (Estados Unidos) y no tenemos las facultades para cerrar la frontera, él (el presidente Andrés Manuel López Obrador) sí las tiene y las debe de tomar en cuenta”, comentó el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

“Lo que se requiere es una decisión del Ejecutivo Federal y que nosotros podamos coadyuvar en esos filtros que se estarían poniendo para ayudar a identificar casos”, dijo Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas. 

Por su parte, el mandatario de Coahuila, Miguel Riquelme, aseguró que otro de los acuerdos tomados en la reunión es que en el periodo de Semana Santa, se evite al máximo la visita de paisanos que viven en Estados Unidos, para evitar que se extienda el contagio de la enfermedad.

“Si bien hay organizaciones en el vecino país de connacionales y caravanas, lo cierto es que hay muchos que no pertenecen a ninguna y dentro de la parte vacacional, vamos a tratar de generar campañas de concientización para evitar visitas en la próxima Semana Santa”, comentó Riquelme Solís.

Los gobernadores también acordaron ayer la búsqueda, a través de las Secretarías de Salud, de más métodos de detección masiva de COVID-19, orientar más recursos para fortalecer el sistema hospitalario de las entidades y analizar la compra de los insumos necesarios.

“Hoy han cambiado las cosas de una manera exponencial, ya Estados Unidos es donde se encuentran gran parte del problema. Tenemos que normar criterios y ver qué podemos, cada quien dentro de sus posibilidades, sumar esfuerzos y recursos públicos para apoyar a los sectores afectados”, comentó García Cabeza de Vaca.

Aunque coincidieron en que la prioridad es la salud de los mexicanos, los mandatarios del noreste del país aseguraron que el gobierno federal también tiene que implementar acciones para preservar la economía del país.