El gobierno federal busca disminuir de 39 mil a 33 mil los delitos por cada 100 mil habitantes y bajar a la mitad la percepción de inseguridad en todo el país.

El gobierno federal buscará levantar la prohibición de las drogas ilícitas en México de manera negociada con EU y disminuir a la mitad la percepción de inseguridad en el país durante este sexenio.

El Programa Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 establece que “la única posibilidad real de reducir los niveles de consumo de drogas reside en levantar la prohibición de las que actualmente son ilícitas y reorientar los recursos destinados a combatir su trasiego y aplicarlos en programas —masivos pero personalizados— de reinserción y desintoxicación”.

El gobierno federal también se propone reducir la tasa de delitos cometidos cada año en el país de 39 mil por cada 100 mil habitantes a 33 mil, y también busca bajar a la mitad la percepción de inseguridad, es decir, reducirla de 79 a 39 por ciento.

 

En el documento publicado en la Gaceta Parlamentaria se plantea reformular el combate a las drogas y señala que “la estrategia prohibicionista es ya insostenible, no solo por la violencia que ha generado, sino por sus malos resultados en materia de salud pública”.

Señala que el modelo prohibicionista “criminaliza de manera inevitable a los consumidores y reduce sus posibilidades de reinserción social y rehabilitación” y que la “guerra contra las drogas” ha escalado el problema de salud pública que representan las sustancias prohibidas hasta convertirlo en una crisis de salud pública.

“La alternativa es que el Estado renuncie a la pretensión de combatir las adicciones mediante la prohibición de las sustancias que las genere y se dedique a mantener bajo control las de quienes ya las padecen mediante un seguimiento clínico y el suministro de dosis con prescripción para, en un segundo paso, ofrecerles tratamientos de desintoxicación personalizados y bajo supervisión médica”.

Levantar la prohibición de las drogas, establece, “debe procurarse de manera negociada, tanto en la relación bilateral con Estados Unidos, como en el ámbito multilateral en el seno de la ONU”.

En la primera semana de abril, el presidente estadunidense, Donald Trump, advirtió que evalúa “aplicar una sanción económica por los 500 mil millones de dólares en drogas ilegales que son enviadas y contrabandeadas desde México”.

 

Nota completa en Milenio