Archivo
De los 130 millones de dólares, alrededor de 2 mil 500 millones de pesos, que cuesta el avión, se condonarán alrededor de 150 millones de pesos

Si el avión presidencial se lo gana un habitante de la Ciudad de México, el gobierno capitalino condonará el impuesto del 6%, como lo marca el Código Fiscal, informó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

"Lo vamos a condonar, estamos en diálogo con el Gobierno de México para que en el caso de la rifa del avión presidencial pueda ser condonado el impuesto, para que todo el recurso se vaya a donde se requiere, que es, finalmente, el equipamiento de los hospitales, principalmente para niños y niñas", dijo.

De acuerdo con el Código Fiscal 2020 de la Ciudad de México, quienes obtengan premios derivados de loterías, rifas, sorteos, juegos con apuestas y concursos, calcularán el impuesto aplicando al valor del premio obtenido la tasa del 6%. Dicho valor será la cantidad correspondiente al monto total del premio obtenido o el valor del bien cuando el mismo no sea en efectivo.

Es decir, que de los 130 millones de dólares, alrededor de 2 mil 500 millones de pesos, que cuesta el avión, se condonarán alrededor de 150 millones de pesos, que corresponden al 6%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aumentó este martes la polémica para deshacerse del avión presidencial, un Boeing 787 adquirido en 2015 con un costo millonario, al mostrar el diseño del boleto para el potencial sorteo.

"Estamos trabajando en eso, si no sale el comprador en estos días ya quedamos (...) si no sale un comprador, una oferta, vamos a seguir con este plan y va muy probablemente la rifa (sorteo)", dijo López Obrador durante su conferencia de prensa de todos los días en Ciudad de México.

El mandatario dijo que la semana próxima resolverá el tema ya que sostendrá una reunión con los participantes del gabinete sobre este asunto.

"Estoy recibiendo mucha solidaridad en la idea de que se rife el avión", agregó.

Al presentar el boleto de la rifa, el mandatario recordó que el dinero que se obtenga de la venta del avión se va a utilizar para la compra de equipo médico y explicó que por ello el boleto llevará la leyenda: "Es una cooperación para equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre".

Dijo que su única preocupación es que el avión es un bien "que significa mucho dinero" y el dinero es una tentación, "a veces es la madre y el padre del diablo" y quiere que nadie se eche a perder o se destruya una familia por la avaricia que pudiera generar.