Foto: Especial
Los pesticidas suspendidos están hechos a base de azinfos metílico, captofol, clordano, ddt, endosulfán, lindano y fentoato

El gobierno de México dio a conocer que  para asegurar que la población no se exponga a productos plaguicidas considerablemente peligrosos, se cancelaron 80 registros sanitarios elaborados a base de siete ingredientes activos.

Entre estos plaguicidas se encuentran 19 de Bayer, empresa químico-farmaceútica alemana adquirida por Monsanto, gigante de los pesticidas en el mundo que enfrenta demandas porque sus productos han causado diversos problemas de salud en las personas.

La Comisión  Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), precisó que la cancelación de los plaguicidas obedece a obligaciones contraídas por parte de México ante Convenios Internacionales.

Aunque el registro de los productos es un requisito necesario, no es suficiente para la comercialización, por lo que al no comprobarse su seguridad por riesgos a la salud y ambientales definidos en varias leyes entre éstas la de salud, el lote ha sido sacado del mercado.

Los pesticidas suspendidos están hechos a base de azinfos metílico, captofol, clordano, ddt, endosulfán, lindano y fentoato. Cabe mencionar que la cancelación de los registros fue a partir del 2015.

La lista que incluye 220 productos correspondientes a 80 registros, señala además de los 19 de Bayer, a 71 de Koor Intercomercial SA, 20 de Dupont México SA de CV, 15 de Agricultura Nacional de Jalisco, SA de CV y 13 de Velsimex SA de CV, entre otros.

Con base a un estudio realizado o por la Universidad de Guadalajara, se reveló  200 niños y adolescentes de Jalisco orinan pesticidas debido a un producto elaborado por Bayer y que es empleado por productores de pepino en un campo de Autlán, pegado a una telesecundaria.

En la sangre y orina de los niños fueron encontrados molinato, picloran y glisofato, agentes químicos cancerígenos, sobre todo éste último considerado el más venenosos, el cual es elaborado por Bayer.

Alejandro Aarón Peregrina Lucano, profesor de esa casa de estudios, dio a conocer que se estudia la posibilidad de entablar una demanda a favor de las víctimas para que Monsanto se haga responsable de los 200 niños y adolescentes.