Foto: Especial
El Colmex sufrió un recorte de 50%, además las becas del Instituto Mora fueron canceladas, esto desde antes que ocurriera la pandemia

Aún sin los problemas económicos que ha traído la pandemia de coronavirus en México, el gobierno Federal recortó 50% las becas de manutención para estudiantes de El Colegio de México desde la aprobación de presupuesto en diciembre pasado.

Esto forma parte de la reducción del Programa de Becas Elisa Acuña para estudiantes de nivel superior que en 2020 tuvo 4 mil 164 millones de pesos de presupuesto, lo que significa 35.7% menos que el año anterior, de acuerdo con el análisis “Gasto público en becas escolares”, realizado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A.C. (CIEP).

En el caso de El Colegio de México pasaron de tener 600 mil pesos anuales a 300 mil pesos para apoyar a estudiantes de escasos recursos que utilizan la beca para alquilar un cuarto, en caso de quienes viven fuera de la Ciudad de México, y para mantenerse y poder dedicar todo su tiempo a su carrera profesional.

En entrevista con Animal Político, Ana Covarrubias, coordinadora general académica de El COLMEX, asegura que con ese recorte, la administración ha tenido que ser más riguroso para elegir a quién otorgar los apoyos que van desde los 2 mil 500 mensuales a los 4 mil 400.

Explicó que se tratan de una centena de alumnos de Estudios Internacionales y de Economía, generación que obtuvo la beca desde 2019, por lo que no podrían simplemente retirarla en 2020.

Por ello El COLMEX acudió a otras opciones, como el financiamiento de Fundación BBVA y Fundación Colmex para solventar las becas pese a la falta de presupuesto Federal.

Las becas, afirma Covarrubias, significan la posibilidad de que jóvenes de escasos recursos no tengan que buscar otro empleo y puedan dedicarse sólo a estudiar de tiempo completo, “esa es la esencia de el COLMEX”.

Sin embargo, “nunca habíamos tenido una estrechez tan fuerte en becas”, pero ahora, la política de austeridad de este gobierno los alcanzó, dice Covarrubias.

Por “deterioro económico” quitan becas al Instituto Mora

Quienes sí resultaron afectados a raíz de la pandemia de coronavirus es el Instituto Mora, centro de investigación del Conacyt con 20 años de actividad, y que se ha convertido en una opción de alto nivel para quienes se interesan en las Ciencias Sociales. Sus becas fueron canceladas, pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que estos apoyos se mantendrían como parte de las medidas contra los efectos económicos de la pandemia.

Cada año el Instituto abre una convocatoria para que jóvenes puedan desarrollar su tesis, estudiar una maestría, doctorado o formarse en la investigación trabajando directamente en algún proyecto con los investigadores de la institución. Después de un estricto proceso de evaluación, los seleccionados no superan los 100 alumnos.  

Los estudiantes incorporados reciben una beca mensual de 4 mil 200 pesos, pero tienen como requisito no ser beneficiarios de otro programa de becas ni tampoco pueden trabajar en el sector público durante los 10 meses que dura su estancia en el Instituto Mora. Por eso es que se convierte en su única actividad remunerada.

La actual generación, con 78 becarios provenientes de la UNAM, la UAM, UACM y la Escuela Nacional de Antropología e Historia, inició cursos en febrero de este año. El pasado 17 de abril, apenas al tercer mes de estancia recibieron un correo electrónico en la que les informaron que “debido al deterioro de las condiciones económicas provocado por la emergencia sanitaria, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público decidió congelar los recursos asignados al Instituto para financiar el Programa de Becas 2020”.

Por lo tanto, “ante la situación de incertidumbre, el prospecto de nuevas restricciones a nuestro presupuesto, y las bajas probabilidades de que esta medida sea revertida, el Instituto se ve en la penosa necesidad del cancelar el Programa de Becas 2020 a partir del 30 de abril”, explicaba el mail firmado por la dirección académica y dirección de becas del Instituto y que fue compartido a Animal Político por los alumnos.

Esa se fue la primera y única comunicación con los estudiantes respecto al tema, porque ninguna autoridad del gobierno Federal ha respondido al llamado y protesta en redes sociales de los jóvenes desde entonces.

“Esto nos deja en una situación vulnerable. Nos están arrojando al desempleo a 78 estudiantes y nos deja en un panorama delicado. Nosotros también somos jóvenes y estamos construyendo el futuro de México y estas becas que valen mucho la pela”, asegura Triztan Navarro, uno de los estudiantes afectados.

Al anunciar su plan económico para hacer frente a la afectación por la pandemia, el presidente López Obrador dijo que las becas serían parte fundamental. Como las llamadas del Bienestar que incluye los apoyos a estudiantes de todos los niveles y el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, enfocada a quienes no tienen oportunidad de estudio ni trabajo.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación de este año, dichos programas suman 71 mil 411 millones de pesos; es decir, 8.8 % del gasto educativo, de acuerdo con el cálculo de Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A.C.

La beca del Instituto Mora no está integrado en esos programas, pues se trata de un centro de investigación, y el recursos proviene del Conacyt, mientras que los otros programas provienen de la SEP y de la Secretaría del Trabajo. En tanto, el monto entregado a becarios del Instituto es 500 pesos mayor que la beca del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que asciende a 3 mil 748 pesos mensuales.

El programa del Instituto, dice Triztan, le permitía comenzar a formarse como investigador y terminar su tesis después de cursar la licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública en la Facultad de la UNAM, pero ahora lo que parecía la oportunidad enriquecedora se está volviendo incertidumbre.

“El instituto no es un centro menor, ahí se han formado cuadros de la ciencia y gente de alto nivel”, agrega Triztan en entrevista. De hecho, se trata de una institución con arraigo, pues fue creado desde 1981 y 19 años después obtuvo el reconocimiento como centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Además, especializado en las Ciencias Sociales, por eso es que este tipo de programas se convierten en un incentivo para generar más investigadores en esta área, afirma Daniel Zavaleta, otro de los becarios del Instituto.

Al entrar, agrega Daniel, les hicieron firmar una carta en la que firman los términos y condiciones de su estancia, además de 10 pagarés por la cantidad mensual que recibirían hasta noviembre. También recuerda que dicha carta tenía una cláusula que por una cuestión excepcional, sin mencionar cuáles, el apoyo se podría terminar, pero “nos dijeron que los recursos para nosotros ya estaban asegurados hasta noviembre”.

Incluso, durante el avance de la pandemia, en marzo pasado recibieron un correo electrónico donde informaban que las actividades de campo y dentro del plantel quedaban suspendidas, pero los trabajos de investigación, tesis y becas continuarían. Y un mes después recibieron la cancelación.

Por eso, dice Daniel, están buscando ser escuchados para que Hacienda revierta la decisión, por lo que abrieron cuentas en redes sociales para exponer su problemática. El Instituto sólo cubrió la beca hasta abril, pero al concluir el mes ya no tendrían el recurso y tampoco trabajo, debido a los requisitos del Instituto.

“Si de por si era complicado conseguir empleo, ahora por la contingencia es todavía peor”. Con la cancelación del programa de becas para este año “no sólo nos quitan el dinero, también la posibilidad de seguir adelante”, afirma Daniel.

El Instituto les informó que “desde principios de abril se están realizando gestiones con la finalidad de obtener una reconsideración por parte de la Secretaría de Hacienda. Les aseguramos que de parte del Instituto, y de manera conjunta con los demás Centros Públicos de Investigación del CONACyT, se está haciendo todo lo posible para que se restablezca el flujo de recursos para la partida destinada al pago de becas”.

Pero ante la situación, las becas serían canceladas con fundamento en la cláusula 10, inciso “a” de la Carta de Aceptación de Beca; y numerales 1 y 17 de los Criterios de Selección y Asignación de Becarios del Instituto Mora.

Debido a la pandemia, no hay personal en el Instituto y aunque Animal Político envió correos a cuentas oficiales del  Instituto Mora no hubo respuesta. También se solicitó información a la Secretaría de Hacienda para explicar las razones del recortes y al Conacyt, pero tampoco hubo comunicación.