Foto: Vanguardia/ULISES MARTÍNEZ
Empresarios de la región vieron la necesidad de que se retome principalmente la ampliación de la carretera libre, ante el continuo incremento en su aforo vehicular, que agrava la situación en días en que la neblina eleva el riesgo de accidentes

Los cierres de las vías que conectan a Saltillo con Monterrey golpean a la competitividad a la región, sobre todo ante las soluciones que han quedado en el papel cuestionó la iniciativa privada.

Empresarios de la región vieron la necesidad de que se retome principalmente la ampliación de la carretera libre, ante el continuo incremento en su aforo vehicular, que agrava la situación en días en que, como el pasado miércoles, la neblina eleva el riesgo de accidentes.

Asimismo, expresaron la necesidad de mejoras en la autopista de cuota.

Esta situación, aseguraron, resta competitividad a la Región Sureste de Coahuila, indicaron, ahora que el “Just in Time” es una política de las empresas de la zona.

 

Jorge Tafich, dirigente de la Canaco, admitió que aunque los problemas se presentan cuando las condiciones climáticas son adversas, la falta de alguna mejora en la carretera libre afecta la competitividad de la Región.

Tafich destacó que con la situación que se presentó el miércoles, sí quedaron unidades varadas de negocios de comerciantes de Saltillo.

El empresario hotelero y de la transformación, Héctor Horacio Dávila, recordó que desde hace tiempo existe la petición de ampliar la carretera a tres carriles.

Por su lado, Jaime Guerra, secretario de Economía y Turismo del Estado, también reconoció que esto afecta a la competitividad.

“Sí hace falta sin duda que pudiera ampliarse sobre todo la libre, que es lo que se ha pedido, por ahí se anunció un proyecto y luego no avanzó. Sin duda que la gran cantidad de empresas sí demanda mejores vialidades”, destacó.