Pocos expertos parecen listos para celebrar los pasos anunciados por Google, dirigidos a permitir que las personas tengan más control sobre cómo son seguidas sus actividades en internet.

Google presentó nuevas herramientas de privacidad que pretenden dar a la gente más control sobre la información que se recoge sobre su actividad tanto en casa como fuera, dentro de un esfuerzo más amplio de las grandes compañías tecnológicas de contrarrestar el creciente escrutinio a sus prácticas de recogida de datos.

La empresa también anunció actualizaciones para su asistente de voz de inteligencia artificial, así como un celular Pixel más barato y una mayor integración en Google de la marca Nest de productos inteligentes para hogares.

El director general de Google, Sundar Pichai, inició la conferencia anual de desarrolladores de la firma señalando que la empresa quiere hacer más para mantenerse por delante de unas expectativas de los usuarios en privacidad “en constante evolución”.

Esa idea se mantuvo a lo largo de la jornada, en la que la empresa mostró cómo muchas de sus funciones de inteligencia artificial, incluidas algunas búsquedas por voz y reconocimiento facial, empiezan a procesarse en los dispositivos en lugar de enviar constantemente información a los servidores de la empresa.

Sin embargo, algunos críticos señalaron que las actualizaciones de Google evitan cambios más sustanciales que podrían poner en peligro su modelo de negocio basado en publicidad.

Son en cierto modo mejoras marginales”, señaló Jeremy Tillman, presidente de Ghostery, que ofrece software para bloquear la publicidad y el rastreo de datos. “No son malas, pero casi parecen diseñadas para dar a la empresa un mejor funcionamiento de la mensajería en lugar de hacer mejoras globales a la privacidad de los usuarios”.

La seguridad y privacidad de datos en Google y otras gigantes tecnológicas lleva más de un año bajo la lupa. Facebook dedicó buena parte de su conferencia la semana pasada a conectar gente a través de canales más privados dentro de la red social.

Google anunció cambios pequeños pero tangibles en muchos de sus productos. La empresa gana miles de millones de dólares al año vendiendo anuncios digitales ajustados a los intereses que revela la gente a través de sus búsquedas y de los datos que reúnen las aplicaciones y servicios de Google.

Por ejemplo, la empresa dijo que ampliará el “modo incógnito” en sus aplicaciones de búsqueda y mapas. Cuando se active, la aplicación no registrará las búsquedas o movimientos del usuario, de forma similar al modo incógnito en su navegador Chrome y en YouTube.

Para Marc Rotenberg, presidente del Electronic Privacy Information Center, las medidas de privacidad son poco impresionantes. “A menos que la Comisión Federal de Comercio esté dispuesta a emprender acciones contra empresas, estas promesas de proteger la privacidad importan muy poco”, dijo.

Sundar Pichai, CEO de Google, habla durante la conferencia magistral de la conferencia Google I / O en Mountain View, California. Foto: AP/Jeff Chiu

En cuando a la inteligencia artificial, Google dijo que su asistente digital recibirá varias actualizaciones este año, incluida una que le permitirá arrendar autos y comprar boletos de cine.

 

No convencen a muchos

Pocos expertos parecen listos para celebrar los pasos anunciados por Google, dirigidos a permitir que las personas tengan más control sobre cómo son seguidas sus actividades en internet.

El director general de Google, Sundar Pichai, inauguró  la conferencia anual de programadores de la compañía haciendo notar que Google quiere hacer más en cuanto a "las expectativas en constante evolución" sobre privacidad.

Ese foco se repitió durante todo el día, pues la compañía demostró cuántas de sus funciones de inteligencia artificial, incluso reconocimiento facial y búsquedas por voz, están comenzando a ser procesadas en los aparatos mismos, en lugar de los servidores de la compañía mediante el envío constante de información.

Sundar Pichai, CEO de Google, habla durante la conferencia magistral de la conferencia Google I / O en Mountain View, California. Foto: AP/Jeff Chiu

No obstante, algunos críticos dicen que las actualizaciones de privacidad de Google eluden cambios más substanciales que amenazarían su modelo comercial, basado en la publicidad.

La seguridad y privacidad de datos en Google y otros gigantes tecnológicos ha estado bajo un escrutinio intenso desde hace más de un año. Facebook dedicó gran parte de su propia conferencia la semana pasada para hablar de cómo conectar personas en canales más privados en lugar de manera más amplia en esa red social.

Te puede interesar

Google anunció cambios menores pero palpables en muchos de sus productos. La compañía gana miles de millones de dólares anualmente vendiendo publicidad digital dirigida a los intereses que las personas revelan mediante sus búsquedas y en datos recolectados por las apps y los servicios de Google.