Investigaciones de mapeo unicelular desarrolladas en el ‘Zhang Lab’ dirigido por el profesor Kun Zhang, en octubre de 2018. Foto: EFE/UC San Diego Jacobs School of Engineering
La prueba PanSeer consiste en un análisis genético con una pequeña cantidad de sangre la cual permite detectar los indicadores biológicos de los cánceres de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado cuatro años antes de que la enfermedad pueda ser diagnosticada.

Cuanto antes se detecte un tumor, más posibilidades hay de tratarlo y curarlo. Ahora, un equipo internacional de investigadores logró desarrollar una prueba capaz de detectar los primeros signos de la enfermedad, considerablemente más temprano que los métodos de detección convencionales.

El equipo científico, en el que participa la Universidad de California San Diego (UCSD), desarrolló un análisis de sangre que puede detectar si una persona tiene uno de los cinco tipos comunes de cáncer: de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado, cuatro años antes de que la afección pueda ser diagnosticada con los métodos actuales.

La prueba, denominada PanSeer y en fase de investigación, consiste en el análisis de una muestra de 5 mililitros (ml) de sangre que detecta los biomarcadores (sustancias que indican un estado biológico) del cáncer, basándose ​​en un proceso llamado ‘análisis de los haplotipos de metilación del ADN’, que es la molécula del interior de las células que contiene la información genética. 

El profesor Kun Zhang es uno de los autores del estudio sobre la prueba PanSeer y el presidente del Departamento de Bioingeniería de UC San Diego. Foto: EFE/UCSD

Es prueba detectó cáncer en el 91 % de las muestras de individuos que habían sido asintomáticos cuando se les extrajo sangre y a los que solo se diagnosticó la enfermedad  entre uno a cuatro años más tarde, según la UCSD.

Además, la prueba detectó con precisión el cáncer en el 88 % de las muestras de 113 pacientes que ya habían sido diagnosticados cuando se recolectaron las muestras, añade.

Un análisis del ADN contenido e n una muestra de 5 mililitros de sangre permite detectar precozmente los biomarcadores del cáncer. Foto: EFE/Belova59/Pixabay

Este estudio es único, en el sentido de que el equipo tuvo acceso a muestras de sangre de pacientes asintomáticos y que aún no habían sido diagnosticados, permitiéndoles desarrollar una prueba que puede encontrar marcadores de cáncer mucho antes que los métodos de diagnóstico convencionales, según la UCSD.

 

MUESTRAS DEL GRAN ESTUDIO ‘TAIZHOU’

 

Los investigadores analizaron con el test PanSeer, las muestras 605 personas asintomáticas, a 191 de los cuales se les diagnosticó cáncer de estómago, esófago, colorrectal, pulmón o hígado en un espacio de los cuatro años posteriores a la extracción de sangre.

También analizaron muestras de plasma de otros 223 pacientes con cáncer, así como 200 muestras primarias de tejido tumoral y normal, según el estudio publicado en la revista científica Nature

Las nuevas tecnologías en desarrollo en el ‘Zhang Lab’ se aplican a los estudios de diversas enfermedades humanas. Foto: EFE/UC San Diego Jacobs School of Engineering

Las muestras fueron recolectadas como parte del Estudio Longitudinal de Taizhou, una investigación que lleva desarrollándose 10 años, iniciada por la Universidad Fudan, en China, y que ha recogido muestras de plasma de más de 120,000 personas entre 2007 y 2017.

"El objetivo final es realizar análisis de sangre como éste de forma rutinaria durante los chequeos de salud anuales", señala Kun Zhang, uno de los autores del estudio, profesor y presidente del Departamento de Bioingeniería de la UCSD.

"Pero el enfoque inmediato es evaluar a las personas con mayor riesgo, en función de los antecedentes familiares, la edad u otros factores de riesgo conocidos", explica.

La detección temprana es importante porque la supervivencia de los pacientes con cáncer aumenta significativamente cuando la dolencia se detecta en etapas tempranas, ya que el tumor puede extirparse quirúrgicamente o tratarse con los medicamentos apropiados, pero solo existen algunas pruebas de detección precoz y únicamente para algunos tipos de cáncer, según la UCSD.

El ‘Zhang Lab’ desarrollan avanzadas tecnologías relacionadas con los análisis unicelulares. Foto: EFE/UC San Diego Jacobs School of Engineering

Pero somos conscientes de que menos personas podrían estar dispuestas a permitir que les extrajeran una cantidad tan grande de sangre”, señala Zhang.

Por otra parte, esta investigación no es una carrera sobre cuán temprano puede hacerse la detección”, matiza el investigador.

Explica que hay una ventana correcta para intervenir y es  cuando el tumor está localizado y visible mediante imágenes y es factible su escisión quirúrgica, “pero si el tumor es demasiado pequeño y su detección demasiado temprana, no hay en ese momento acciones de seguimiento y el paciente tiene que lidiar con el estrés mental sin obtener ningún beneficio real”, concluye.

Las células del plasma sanguíneo encierran valiosa información potencialmente útil para el diagnóstico precoz de diversas dolencias. Foto: EFE/Arek Socha/Pixabay

DESTACADOS:

 

+ La prueba PanSeer, en etapa de investigación, puede detectar los primeros signos de los cánceres de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado, en pacientes asintomáticos con entre uno y cuatro años de antelación.

+ "El objetivo es incorporar este análisis a los chequeos anuales, pero el enfoque inmediato es evaluar a las personas con mayor riesgo, en función de sus antecedentes familiares, su edad u otros factores", señala Kun Zhang, profesor de Bioingeniería en la Universidad de California San Diego (UCSD), EU.

+ “Ejecutar la prueba en un volumen de sangre mayor de 50 mililitros en lugar de 5 mililitros (ml), podría  producir una detección más precoz, pero menos personas estarían dispuestas a que les extrajeran  esa cantidad de sangre, y una detección demasiado temprana quizá no supondría un beneficio real para el paciente”, según Zhang.

Por Ricardo Segura EFE/Reportajes

EFE

Agencia de noticias internacional fundada en Burgos el 3 de enero de 1939. El entonces ministro del Interior, Ramón Serrano Suñer, impulsó la creación de la agencia, en la que participaron activamente: José Antonio Jiménez Arnau, Manuel Aznar Zubigaray y Vicente Gállego.