Deceso. La pequeñita padeció en su corta vida, una grave enfermedad que la llevó a la tumba. Foto: Vanguardia/ULISES MARTÍNEZ
La pequeña fallecida padecía la enfermedad de Hughes-Stovin, la cual es potencialmente mortal

A pesar de los tratamientos médicos y las muchas oraciones de familiares y amigos, una menor de dos años desafortunadamente murió en la Clínica 70 del IMSS ayer por la mañana.

La pequeña fallecida fue Renata Itzel Aranday Rodríguez, quien padecía la enfermedad de Hughes-Stovin, la cual es potencialmente mortal.

Alejandra Rodríguez Esquivel, de 24 años, madre de la menor, se percató de que su pequeña no respondía ayer por la mañana en su domicilio, ubicado en Carlos Santana, en la colonia Gustavo Espinosa Mireles.

 

De inmediato acudió con sus familiares a las instalaciones de la mencionada clínica, donde desafortunadamente ya una vez ingresada la menor no contaba con signos vitales por lo que se dio aviso a las autoridades correspondientes.

Las autoridades arribaron al nosocomio a tomar conocimiento del deceso y el padecimiento de Renata, quien fue trasladada al Semefo donde se le realizaría la inspección de ley por el médico legista y posteriormente se entregaría a la familia.

EL DATO
El síndrome de Hughes-Stovin (HSS) es una rara enfermedad autoinmune, considerada una variante del síndrome de Behçet, que se caracteriza por la aparición de aneurismas en las arterias pulmonares y trombosis venosa profunda periférica. No es una enfermedad contagiosa.