Atienden. Los bomberos ingresaron al domicilio y sofocaron el fuego que se había presentado. ULISES MARTÍNEZ
Las llamas que llegaron al cuerpo de Ricardo, luego de intentar prender el boiler, le causaron quemaduras graves

La acumulación de gas por una fuga cerca del bóiler, una chispa y posteriormente un flamazo le provocaron serias lesiones el propietario de un domicilio en la calle Montañas de la colonia Mirasierra.

A las 09:30 horas, Ricardo Figueroa García, de 33 años, fue el patio de su casa a encender el boiler, pero no se había dado cuenta que había una fuga de gas en el tanque.

Al crear la chispa, ésta se expandió de manera inmediata ocasionando que ardiera el gas produciendo un flamazo.

Ricardo, debido a lo cerca que estuvo del fuego; se quemó rostro, brazos y parte del tórax, por lo que ayudado por su esposa y madre fue llevado a la Clínica 2 del IMSS.

Se había llamado a los cuerpos de rescate —bomberos y paramédicos— quienes aunque atendieron de inmediato el llamado, no fueron ya requeridos pues ya se habían llevado a Ricardo en un auto particular.

Los médicos informaron que el lesionado presenta graves quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo y su condición es crítica.