Foto: Especial
La funcionaria también señaló que sí habrá presupuesto suficiente para atender a los migrantes que sean deportados a México, mientras esperan su trámite de asilo

Ciudad de México. La Guardia Nacional en la frontera sur del país no se utilizará para frenar el flujo migratorio, sino “para regularlo” ni tendrá funciones como las que ejerce la patrulla fronteriza estadunidense, explicó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

La funcionaria también señaló que sí habrá presupuesto suficiente para atender a los migrantes que sean deportados a México, mientras esperan su trámite de asilo.

¿Seis mil elementos la Guardia Nacional en la frontera son suficientes? –se le preguntó en breve entrevista, después de acudir al foro sobre reforma del Estado y electoral.

-Yo creo que la Guardia Nacional, que quede claro, no es una Border Patrol, en primer porque va a estar implementada e implantada en todo el territorio nacional, principalmente en los lugares donde hay más violencia.

“Ya está y estará trabajando, tanto en la frontera norte, como en la frontera sur. En Tamaulipas, como en Guanajuato. Donde sea necesaria su presencia. Es una Guardia Nacional”.

Sánchez Cordero dijo que todavía no tiene la fecha en que ese cuerpo policiaco será enviado a la frontera con Guatemala, “pero muy pronto estará, y estará en todo el país”.

A la secretaria de Gobernación se le comentó que el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo (Morena) declaró que la Guardia no se aprobó para detener migrantes.

“La Guardia Nacional se hizo también para la seguridad nacional, y la entrada de migrantes irregulares es parte de nuestra seguridad nacional, por eso queremos una migración ordenada y segura, ya lo he dicho muchas veces ¿por qué? Porque nosotros también derecho a que nuestras leyes se respeten y a cuidar nuestra frontera. Que quede claro”, respondió.