Percances. Los accidentes en la carretera Monterrey-Saltillo regresaron; el de ayer fue por un manejo imprudente. Foto: Vanguardia/Ulises Martínez
Fue entre los kilómetros 38 y 41, en territorio de Nuevo León, que se registró la salida de camino y volcadura de un vehículo de carga; por fortuna no hubo lesionados

La circulación se volvió a abrir en la carretera Saltillo-Monterrey, el problema es que algunos pensaron que podían correr como lo hacen a diario, y terminaron accidentados. 

Fue entre los kilómetros 38 y 41, en territorio de Nuevo León, que se registró la salida de camino y volcadura de un vehículo de carga; por fortuna no hubo lesionados.

Las autoridades federales informaron que fue debido a que los automovilistas hacen confianza y no siguen las indicaciones de seguridad ni respetan la velocidad permitida, que se presentan los accidentes.

En esta ocasión sólo fueron daños materiales lo que les ocurrió a estas personas, sin embargo al no seguir las indicaciones correctamente pueden terminar peor,  manifestaron los oficiales.