Hoy es la final del reality show de Azteca Trece, “Master Chef”, que tiene relación a esta columna dedicada a las telenovelas porque dio finalmente el estrellato a una de sus figuras de este género.

Y es que aunque la empresa a la que pertenece desde hace casi dos décadas no dudó en otorgarle tanto por su magnetismo en la pantalla chica como por el talento que se dedicó a pulir con el tiempo, la tapatía Anette Michel tuvo hasta la conducción de este exitoso reality la proyección y rating que díficilmente consiguió en alguno de los varios melodramas en los que participó, y es por ello que hoy vamos a dedicar estos espacios a dar un rápido recorrido a su trayectoria en este género.

 De hecho, la suerte pareció favorecer a Annette Michel desde su primer proyecto de telenovela para la entonces TV Azteca, “Al Norte del Corazón”, de 1997, ya que además de conseguir con el mismo en automático su primer protagónico, encontró en su galán de aquella historia, el cubano Jorge Luis Pila, el hombre que ella consideró en su momento el adecuado no sólo para llegar al altar sino también en construir una vida juntos.

 Su segundo protagónico, “Marea Brava”, de 1999, donde dentro de todo se dio vuelo en medio de un guapachoso tema de Ana Gabriel a una gran promoción turística a una de las más conocidas playas de su estado de origen, Jalisco, que es Puerto Vallarta.

 Con el nuevo milenio llegaron para Anette Michel un par de personajes de soporte. En el primer refrito mexicano de “Café con Aroma de Mujer”, “Cuando seas Mía”, que en 2001 dio a Silvia Navarro y Sergio Basañez otro de sus éxitos como pareja de telenovela, así como “Mirada de Mujer: El Regreso”, en 2003.

 En ese contexto, la empresa optó por darle a Anette Michel el beneficio de la duda al protagonizar su primera y única telenovela a la fecha en el horario estelar, “La Otra Mitad del Sol”, en 2005, donde hizo mancuerna con actores como el nominado al Oscar Demián Bichir e Irene Azuela, entre otros, y aunque tuvo una muy buena manufactura, no halló eco en el público y la destinó para de entonces en adelante hacer personajes de soporte y antagónicos.

 En años recientes tuvo buenas participaciones como actriz de carácter en refritos como “La mujer de Judas”, de 2012, o “Secretos de familia”, de 2013, pero luego de la desapercibida telenovela juvenil  “UEPA”, estrenada en abril, es de festejarse que cierre el año con “Master Chef”.


 Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com