Douglas Oviedo es el creador del refugio El Puente. / Especial
Se trata del proyecto Casa Hogar Puente, un sueño que nació de Douglas Oviedo, un migrante de Honduras que llegó en noviembre a esta ciudad

TIJUANA, BC.- Tres hondureños expulsados de Estados Unidos a Tijuana decidieron convertir una casa abandonada en un refugio para recibir a migrantes; la intención es compartir ese techo con quienquiera que, al igual que ellos, necesite un hogar.

Se trata del proyecto Casa Hogar Puente, un sueño que nació de Douglas Oviedo, un migrante de Honduras que llegó en noviembre a esta ciudad junto con las primeras caravanas. La intención era, en ese momento, al igual que miles, pedir asilo a la Unión Americana.

En Tijuana se encontró con otro tipo de muro, además del que divide a ambos países, pues aunque siguió el sistema de la burocracia y esperó meses en una lista hasta que Estados Unidos le permitió cruzar para pedir asilo, en marzo, fue retornado con otros 45 migrantes como parte del Protocolo de Protección a Migrantes.