Foto: Especial
La administración federal inicia el plan de cobertura a mediados de año. Sin embargo, una declaración del subsecretario de Hacienda deja entrever otras posibilidades

El Gobierno federal está evaluando las coberturas petroleras para el próximo año e informará al público "si lo hacemos", dijo el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, quien pareció dejar la puerta abierta para abstenerse de llevar a cabo la mayor cobertura petrolera del mundo.

México generalmente compra, a partir de mayo, opciones de venta de un pequeño grupo de bancos de inversión, en lo que se considera el acuerdo petrolero anual más grande y secreto de Wall Street.

Este año, la administración federal decidió cambiar la fórmula de cobertura para reflejar las regulaciones entrantes sobre combustóleo, y en julio mencionó que había concluido ese proceso. Desde entonces, no ha declarado si ha comenzado la cobertura o no.

“Lo estamos evaluando. Y si lo logramos, o si lo hacemos, lo comunicaremos al final ", declaró Yorio a los periodistas el martes.

Cuando se le cuestionó si México ha tenido dificultades con la cobertura este año, destacó que "es un problema de mercado que no puedo discutir en este momento".

Su fraseo condicional es una desviación de los funcionarios del gobierno pasado, que generalmente comunicaban su deseo de hacerlo, especialmente a finales de año. Incluso representa un cambio respecto al exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien declaró a Bloomberg en enero que México planeaba cubrirse para 2020.

Para 2018, la cobertura ya había comenzado a mediados de ese año. En 2017, el país dio sus primeros pasos para hacerlo en junio y en 2016 comenzó en el sexto mes de ese año. Antes de eso, el período de cobertura habitual había sido desde finales de agosto hasta los últimos días de septiembre.

México ha gastado alrededor de mil millones de dólares anuales en los últimos años para protegerse contra las fluctuaciones de los precios para evitar un impacto en los ingresos del b.

Ha ganado dinero al menos tres veces desde que compró opciones de venta casi todos los años a partir de 2001. Eso incluyó un pago récord de 6 mil 400 millones de dólares en 2015 después de la caída de los precios del petróleo.