Frustrada el año pasado la posibilidad ante el rechazo de la Secretaría de Hacienda, la cúpula empresarial está recolocando en la mesa, de cara a los candidatos presidenciales, una propuesta del Fondo Monetario Internacional para instaurar un Consejo Fiscal Independiente que plantea un escenario de equilibrio entre ingreso, deuda y desarrollo

Avalada la alternativa por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado y la Coparmex, ésta se desechó bajo el argumento simple de innecesaria, lo que provocó una fricción entre la Secretaría de Hacienda y el Banco de México.

La propuesta se sustenta en tres bases: el sobreendeudamiento a que se llegó en el actual sexenio, alcanzando una cima equivalente a más de 50% del Producto Interno Bruto; una reforma fiscal que se consideró inapropiada para promover el desarrollo y una larga página de 30 años de mediocridad en el crecimiento, además de las variables de precio del petróleo y la paridad.

La intención era colocar en línea cinco expertos en la materia sin filiación política, insaculados por Comisiones Unidas del Congreso de la Unión.

La solicitud, sometida a consulta por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, hablaba de la necesidad de una evaluación independiente de la política fiscal, que ayudaría a apoyar los compromisos gubernamentales para la responsabilidad presupuestal.

El marco hablaba de revisar los pronósticos macroeconómicos, equilibrar las finanzas públicas, asegurar el cumplimiento de las reglas fiscales e informar al público sobre la sostenibilidad de las existencias en caja.

La respuesta de la Secretaría de Hacienda fue arrogante: el gobierno ha demostrado consistentemente su credibilidad, además de responder al escrutinio externo, dada la gran cantidad de bancos, calificadoras de deuda y otras instancias que analizan las finanzas públicas del país.

La figura, pues, es innecesaria.

De acuerdo con una evaluación realizada por la Universidad de las Américas Puebla, que encabeza Luis Ernesto Derbez, de cumplirse las promesas sociales de los aspirantes a la Presidencia de la República, el gobierno erogaría 700 mil millones de pesos.

Sólo en el caso de la “tarjeta rosa”, la carta bajo la manga del PRI para comprar votos en el Estado de México, se requieren entre 100 mil y 200 mil millones… mensuales.

Del otro lado de la moneda, pese a los candados que se vuelven pesadilla para los causantes cumplidos, la evasión fiscal se mantiene incontenible.

Aunque finalmente es la Cámara de Diputados quien decide el reparto definitivo de las partidas presupuestales planteadas por el Ejecutivo, se requeriría un marco para conocer el sano equilibrio entre inversión física e inversión fiscal; entre gasto corriente y posibilidades de endeudamiento.

Durante el actual sexenio la deuda pública integrada saltó de 38% a 48% del Producto Interno Bruto, llegando por momentos a arañar 50%, lo que nos colocó en trance de perder la calidad crediticia máxima, es decir el grado de inversión.

Naturalmente, nadie piensa que la Secretaría de Hacienda pierda su papel de rectora, más aún, lo reforzaría al operar con diagnósticos independientes.
Imagínese frente al derroche del sexenio foxista del excedente petrolero, al que exista una instancia con plena credibilidad para ubicar los excedentes presupuestales, y pronunciarse sobre su distribución equilibrada.

¿No que le apostábamos a la transparencia?

Balance general
De acuerdo con una investigación realizada por una instancia de trabajadores de Estados Unidos denominada ChedrahuiLeaks, las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca, Alimentación y Hacienda le otorgaron subsidios en 2014 de entre 7.8 a 10.5 millones de pesos a una empresa productora de café de razón social Encore.

La entrega de los recursos, vía el fondo de desarrollo agrícola FICA Agro Pyme, coincide con el nombramiento como comisario de la firma de Antonio Kuribreña Arbide, primo del candidato de la Coalición Todos por México, José Antonio Meade, quien entonces era secretario de Relaciones Exteriores.

La instancia era administrada por el Fondo de Capitalización de Inversión del Sector Rural, conocido como FOCIR, integrado a la Secretaría de Hacienda.

La firma productora de café tostado fue originalmente fundada en 2014 por Dionisio Pérez Jácome, quien fuera secretario de Energía durante el segundo gobierno panista, actualmente embajador en Canadá.

El primo de José Antonio Meade cofundó con la esposa de éste, Juana Cuevas, una empresa de razón social Kubre, mucho antes de que la pareja se casara.

Este tenía poder para representar a la firma en demandas y procesos.

ChedrahuiLeaks se integró en la búsqueda de crear un sindicato para defender a los trabajadores de la cadena de tiendas El Super, que mantiene Chedraui en el sur de Estados Unidos.

No lo conoce
A contrapelo de las carcajadas de los asistentes a una pasarela de candidatos presidenciales convocada por la American Chamber México, en efecto Andrés Manuel López Obrador no conoce al líder minero Napoleón Gómez Urrutia.

La sugerencia de incluirlo como candidato de Morena al Senado se la hizo el líder del partido laborista inglés, a quien a su vez le vendieron la idea los dirigentes de sindicatos mineros canadienses.

A éstos durante su larga estadía en Vancouver, los convenció el hijo de Napoleón Gómez Sada que era un perseguido por el gobierno de México; que le inventaron cargos por la influencia de empresarios poderosos como Germán Larrea Mota Velasco y Alberto Baillères, además de Alonso Ancira. El mártir de los trabajadores.

Consejo Técnico
Como lo anticipamos, el nuevo presidente de la Concamin, Francisco Cervantes Díaz, renovó a los representantes del organismo ante el Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social.

De entrada, el propio dirigente sustituyó a su antecesor Manuel Herrera. En paralelo, el ex presidente de la cúpula industrial, Salomón Presburguer, ocupará la silla de Raúl Rodríguez y el asesor jurídico, Manuel Reguera, el asume lo que tenía otro de los expresidentes, Alejandro Martínez Gallardo.

El oficio se le envío el 2 de abril pasado al director general de la instancia tripartita, Tuffic Miguel Ortega.

albertobarrancochavarria0@gmail.com