Foto: Archivo
Se dio a conocer que el cuerpo presentaba huellas de tortura, estaba maniatado con alambre recocido, cinta en la boca y además un torniquete en el cuello

PARRAS.- Luego de que la tarde del jueves se reportara al Sistema de Emergencias 911 el hallazgo de una persona sin vida en la carretera Parras-Viesca, autoridades ubicaron el cadáver de un hombre ya en estado de putrefacción.

Autoridades de la Fiscalía acudieron y encontraron un cuerpo sin parte de sus órganos, que se presume fueron comidos por animales.

Se dio a conocer que presentaba huellas de tortura, estaba maniatado con alambre recocido, cinta en la boca y además un torniquete en el cuello.

Según peritos de investigación criminal de la Fiscalía General de Coahuila se trata de un hombre de aproximadamente 25 años edad.

El hallazgo fue bajo un puente de la antigua carretera a Viesca, en el Kilómetro 53+850, a la altura del ejido La Hedionda.

La víctima vestía un pantalón de mezclilla color azul, camisa negra con rayas azules y estaba descalzo. No contaba con identificación, que pudiera dar pistas de su origen.

 

SERÍA JOVEN DESAPARECIDO

Aunque las autoridades se negaron a confirmarlo, trascendió que se trata del joven que fue “levantado” afuera de su casa en la colonia Quitas del Valle de Parras, el pasado 19 de noviembre, y cuya desaparición fue denunciada a este diario por su madre.

Los elementos de la Procuraduría investigan el caso para tratar de dar con el paradero de los presuntos responsables del homicidio, mientras que los peritos realizan pruebas de ADN para identificar si corresponden al joven plagiado.