Foto: Vanguardia/Archivo
Luego de darse a conocer la sentencia de los soldados que en el 2011 asesinaron a vástago porque lo confundieron con un integrante del crimen organizado, el regiomontano habló del tema de los militares a cargo de la seguridad de la ciudadanía

Monterrey, Nuevo León. Para el doctor Otilio Cantú, los militares y elementos de la Marina Armada de México nunca debieron de haber tomado las calles como lo determinó el ex presidente, Felipe Calderón porque han costado vidas inocentes como la de su hijo Jorge Otilio Cantú Cantú.

Luego de darse a conocer la sentencia de los soldados que  en el 2011 asesinaron a vástago porque lo confundieron con un integrante del crimen organizado, el regiomontano habló del tema de los militares a cargo de la seguridad de la ciudadanía.

“Han hecho que se militarice todo el país, quién sabe qué cosas más vayan a pasar. Es contra el crimen organizado, el estado es el que debe ser responsable de la seguridad de la gente. Todos los organismos de todo el mundo dicen que la milicia debe de estar en los cuarteles no estamos en guerra. La guerra la inventó Calderón”, aseguró.

Su hijo, un joven de 29 años fue asesinado por soldados cuando se desplazaba por la lateral de Lázaro Cárdenas a la altura de Valle Las Brisas, en el municipio de Monterrey.

La madrugada de ese 18 de abril del 2011, Cantú Cantú se dirigía a su trabajo cuando la camioneta en que viajaba fue interceptada por miembros de la Sedena.

La unidad quedó con 25 impactos de arma de fuego y el joven fue rematado a corta distancia.

“Habrá soldados muy buenos y que dan la vida por su patria, excelentes, pero a los soldados que asesinan inocentes como el caso de mi hijo. A nosotros nos quitaron la mitad de la vida, a mi esposa, a mí a mi familia, no nos quitaron nada más a mi hijo. Asesinaron a una familia”, sostuvo.

El médico dijo que por lo menos un juez se decidió a dictar sentencia en contra de los criminales de Jorge Otilio, sin importale  que sean militares.

Los involucrados recibieron una sentencia de 22 años por el delito de homicidio calificado

 “ Estoy conforme porque cuando menos hubo un juez con los pantalones suficientes para no amedrentarse ante la Sedena y dictar una sentencia”,  apuntó.

Dijo que su familia nunca se cansó de pedir justicia y él se mantuvo firme hasta el final como se lo prometió a su hijo.
 “Pensaban que me iba a cansar yo, pero no me cansé. Ni me voy a cansar, yo voy a seguir luchando hasta que tengamos toda la situación y hasta que ésta sentencia cause ejecutoria”,  sostuvo.

Mencionó que los soldados que lo privaron de la existencia actuaron como unos animales.

“No entiendo alguien que en sus cinco sentidos, que vaya y tenga la osadía de seguir a un muchacho solo y darle 25 o más balazos a la camioneta y a su cuerpo”,  mencionó.

Agregó que la sentencia sienta un precedente y eso al menos lo mantiene satisfecho aunque a su hijo nada podrá regresárselo.