Foto: Especial
Emprendedores de Querétaro eligieron a este insecto por los altos aportes de proteína que tiene a la dieta humana, además de que se adaptan muy bien a crecer en ambientes controlados
CIUDAD DE MÉXICO.- Un grupo de cuatro emprendedores originarios de Querétaro elaboraron una harina a base de grillos con el objetivo de contrarrestar los altos índices de desnutrición y obesidad en México.
 
El proyecto —que fue reconocido por FEMSA y el Tecnológico de Monterrey con el vigésimo quinto Premio "Eugenio Garza Sada Estudiantil"— eligió a este insecto por los altos aportes de proteína que tiene a la dieta humana, además de que se adaptan muy bien a crecer en ambientes controlados.
 
Con esta harina, se pueden preparar desde panes y pastas hasta postres y tortillas con ingredientes fáciles de digerir y a un bajo costo.
 
Alejandro de la Brena, Alejandro Macías, Cristina Clocchiattim y Francisco Pérez iniciaron su camino con un proyecto escolar en 2016 durante su paso por las aulas del Tecnológico de Monterrey, que dio pie a la startup Griyum!, que busca impulsar una alimentación saludable y amigable con el medio ambiente.
 
"Actualmente, los jóvenes ya pusieron en marcha la primera granja de cultivo de grillo comestible Acheta domesticus en la comunidad Rincón Ojo de Agua, Querétaro, y capacitaron a cinco pequeños productores para replicar el modelo en otros espacios de la comunidad".
 
En paralelo, trabajan en la construcción de tres nuevas granjas en Tarimoro, Guanajuato, con el respaldo y apoyo de la Secretaría de Desarrollo Rural y de Agricultura del estado.
 
"El reconocimiento llegó en un momento perfecto para nosotros, en el que estamos por hacer más inversiones en infraestructura y capital de trabajo para seguir y crecer nuestras operaciones", afirmó Clocchiattim, una de las emprendedoras.