El Príncipe Harry padeció el divorcio de sus padres, tanto que a los 11 años le dijo al Príncipe Carlos que “lo odiaba” por hacer llorar a su madre

Ahor si que sucede hasta en las mejores familias.  Y es que acaba de salir a la luz la ríspida relación del Principe Carlos y el recién casado Príncipe Harry, cuando Carlos hizo llorar a la Princesa Diana con los rumores de infidelidad y una tercera en discordia. Algo que tensó la relación entre el Príncipe y su pequeño hijo de entonces solo 11 años de edad.   

Y es que los príncipes de Windsor eran demasiado apegados a su madre La Princesa Diana y el divorcio que se hizo público en 1996 no les cayó nada bien a los dos y enfrío la relación con su padre. 

Así lo dio a conocer el escritor, periodista y biógrafo de la Princesa Diana, Andrew Morton: "El Príncipe Harry se vio profundamente afectado por la separación de sus padres",  según lo relata en su libro de 2011, “William y Catherine: sus vidas, sus bodas”, Harry le dijo a su padre que “lo odiaba” por hacer llorar a su madre.

Morton relata que tras las puertas cerradas del Palacio de Kensington, la rivalidad entre Carlos y Diana no se podía esconder y después de una acalorada discusión, "el pequeño Harry atacó a su padre y lo golpeó inútilmente en las piernas con los puños".

Y es que según el biografo fue gracias al temperamento explosivo de Harry, lo que hizo que se dieran estos hechos: "William, sensible y un poco tímido, tenía la edad suficiente para absorber el significado confuso y emocional detrás de los silencios pedregosos y las palabras ásperas cuando sus padres estaban juntos”.

"Al menos en una ocasión, empujó pañuelos de papel debajo de la puerta del dormitorio de su madre, donde Diana se había encerrado para que el personal, y sus hijos, no la vieran llorar".