Las quejas que se han dado son sobre el diseño de la muñeca de Poppy, la gente considera que ésta podría tener efectos perjudiciales en los niños.
La muñeca de Poppy tiene un botón ubicado en una parte, que algunos padres de familia consideraron inadecuada

La segunda entrega fílmica de la saga de “Trolls” viene con fuerza, tal como la antecesora, sin embargo la estrategia para su estreno fue diferente a la primera pues la pandemia implicó la cancelación de eventos masivos, de modo que la película llegó a las plataformas de streaming en algunos países antes de habser sido lanzada a la gran pantalla, con resultados muy positivos, superando a la primera en algunos de esos mercados.

Como parte de la campaña publicitaria, Hasbro produjo una muñeca de Poppy, la protagonista. La novedad de este juguete es que al presionar un botón en su estómago la muñeca emite 10 diferentes frases como “¿qué tal un abrazo?”. Sin embargo al apretar un segundo botón ubicado entre sus piernas la muñeca emite sonidos como “¡Oh!” y “¡Whee!” como lo muestra un video que se viralizó en redes sociales.

Julie Duffy, la portavoz de Hasbro, respondió así ante la polémica suscitada: "Esta característica fue diseñada para reaccionar cuando la muñeca estaba sentada, pero reconocemos que la colocación del sensor puede ser percibida como inapropiada. Esto no fue intencional y estamos encantados de proveer a los consumidores con una muñeca de reemplazo de valor similar a través de nuestro equipo de atención al consumidor. Estamos en proceso de retirar el artículo para su compra".

La muñeca ha sido retirado de portales de venta online, a la espera de hacerlo en supermercados como Walmart.

Susana Zepeda

Periodista con más de 15 años de experiencia en medios impresos. Es egresada de la Licenciatura en Estudios Humanísticos y Sociales por la Universidad de Monterrey y candidata al doctorado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Se ha desempeñado en el servicio público, como docente y en el ámbito periodístico