El presidente del Comce, Valentín Díez Morodo, inauguró el evento | Foto: Especial
La subsecretaria Martha Delgado admite que la estrategia de austeridad representa un desafío, pero confía en alcanzar buenos resultados en inversión y exportaciones

Será hasta 2020 cuando se puedan conocer los resultados de la estrategia del gobierno en temas como la atracción de inversiones y exportaciones, aseguró la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Martha Delgado.

Entrevistada al término de su participación en la inauguración del 26 Congreso del Comercio Exterior Mexicano, explicó que la SRE en conjunto con la Secretaría de Economía (SE) trabajan en plataformas de promoción del país, tarea que antes realizaba ProMéxico.

“¿Cuándo va empezar a surtir efecto la nueva estrategia? Estamos hablando de los primeros meses del año que entra, vamos a poder dar un informe; mi jefe, el secretario de Relaciones Exteriores, tiene la intención en la reunión de embajadores y cónsules de tener un diálogo particular para los temas de promoción económica”, señaló en el foro organizado por el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Reiteró que por las medidas de austeridad de la administración federal será en las 155 embajadas y representaciones de México en el exterior en donde las labores de promoción se realicen para que el país no pierda competitividad.

“Lo que tenemos es un desafío no solo por la austeridad, es también por el diseño de la estrategia de impulso económico en el exterior. No es igual en todos los países del mundo, tenemos que saber en dónde ponemos los recursos humanos, también con apoyo de algunas ideas y presencia en exposiciones”.

La funcionaria de Relaciones Exteriores explicó que se debe realizar un trabajo más estratégico en el exterior. “La austeridad te obliga a eso. Venimos de un gran dispendio, de un organismo como ProMéxico, y ahora tenemos ciertas restricciones por la austeridad, y tenemos que usar mucha creatividad y ser muy estratégicos de en dónde ponemos los recursos humanos, financieros y el presupuesto”.

Delgado recordó que las oficinas de ProMéxico fueron cerradas por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que la SRE está encargada de la implementación. Estamos fortaleciendo las embajadas, dijo, que serán el techo de la labor de impulso económico del país, tanto para hacer comercio en el extranjero como para atraer la inversión extranjera directa.

La funcionaria indicó que su presupuesto es el mismo que tiene la SRE, por lo que canalizarán algunos recursos al impulso económico en el exterior; “vamos a desarrollar una labor que diría yo que es un poco más estratégica, ProMéxico era una oficina que tenía representaciones en el exterior, personal, un presupuesto de mil 500 millones de pesos al año y que no necesariamente respondía a un plan estratégico”.