Archivo

Una de las peores pesadillas de los que tenemos y amamos una mascota es tal vez, perderla, como sería el cualquier caso de tratarse de un familiar o amigo muy querido. El simple hecho de pensar en que un día nuestras mascotas tendrán que morir, o que podrían perderse puede causarnos mucha angustia, al grado de que seguramente todos hemos despertado en sudor después de soñar algo parecido. Los ladridos, las huellitas de lodo, las macetas rotas, las colitas ondeantes y los paseos al parque llegan a convertirse algo tan cotidiano pero a su vez en algo tan valioso y que podemos atesorar hasta el último de nuestros días.

En Brigada Rescate hacemos mucho hincapié en la importancia de que tu mascota lleve siempre un collar con placa y sus datos (Nombre, teléfono y si está esterilizado, ya que muchas personas toman animales de la calle o los roban para reproducirlos y venderlos si son de raza). En Toluca, solo el 40% de los animales que se pierden logran volver a casa, y el porcentaje no aumenta en el resto de la república. Si tu mascota se perdió y llevaba un collar con placa tiene muchas más posibilidades de que alguien te lo regrese, y prácticamente lo salvarías de morir en la perrera. Actualmente existen en el mercado distintos tipos de chips y rastreadores GPS que puedes poner en el collar de tu mascota o incluso implantárselo (puedes preguntar a tu veterinario de confianza para informarte). Afortunadamente hoy en día tenemos muchas herramientas para encontrar mascotas perdidas, como lo son las redes sociales y los medios de comunicación que parecen trabajar a la velocidad de la luz.

En internet se hizo viral una historia sobre una pareja que perdió a su perrita Katie en un viaje que hicieron a las montañas, la dejaron en el cuarto de hotel y logró escaparse tras una tormenta eléctrica que seguro la hizo entrar en pánico. La pareja paso 57 días de búsqueda… la mujer incluso renunció a su trabajo para dedicarse de lleno a encontrar a su peludita. Dicen que cada noche al irse a dormir sentían un nudo en el estómago de pensar ¿Estará bien?, ¿Tendrá frío?, ¿Habrá comido? Obviamente lo primero que hicieron fue salir a buscarla, difundir imágenes y pegar pósters por todos lados, pero, ¿Cómo encuentras a un perro en medio del bosque? Después de las primeras dos semanas sin éxito, la pareja decidió apostar en una estrategia más extrema. Instalaron cámaras como las que utilizan los investigadores de fauna salvaje en Animal Planet, pusieron trampas con las galletas favoritas de Katie, dejaron rastros de ropa de sus dueños y pertenencias de la perrita para crearle caminos de regreso. Pasaban las semanas y el señor tuvo que regresar a casa, la señora renunció a su trabajo y una persona en el pueblo le ofreció hospedaje para continuar con su búsqueda. Cuando estaba por darse por vencida, su esposo insistió en que se quedara una semana más buscando a Katie, y un buen día (el día número 57) Katie apareció debajo de un árbol, deshidratada y desnutrida pero al fin y al cabo, viva. ¿Cuántos días buscarías a tu peludo? Sin duda nosotros iríamos hasta el fin del mundo.

Sin embargo muchos peludos no corren con la misma suerte. Quetita fue abandonada en San Antonio de las Alazanas hace unas semanas por una persona evidentemente irresponsable e insensible, porque es una perrita bastante cariñosa y tranquila. Ahora está bajo nuestro cuidado y lista para encontrar un hogar junto con los demás perritos de Brigada Rescate. Esperamos que sigas leyéndonos y que nos sigas en nuestras redes sociales… búscanos en Facebook e Instagram como Brigada Rescate Saltillo.