Foto: Cuartoscuro
El consejero Marco Baños dijo que siempre hay riesgos de que no se instalen las casillas en comunidades de Oaxaca, Chiapas y Guerrero

En comunidades de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, los funcionarios del Instituto Nacional Electoral (INE) han tenido complicaciones para entrar a reclutar a funcionarios de casilla o capacitarlos, reveló el consejero Marco Baños, quien destacó que esta problemática es focalizada.

"En algunos lugares en los que hay estos impedimentos se trata de comunidades de grupos étnicos que tienen conflictos de carácter social o que tienen demandas frente a los gobiernos en turno porque no les han atendido alguna obra pública o alguna situación que han pedido y que ha quedado pendiente por parte de los gobiernos locales”, expuso.

Señaló que ahí lo que han hecho es que los vocales ejecutivos de las juntas distritales o los vocales ejecutivos de las juntas locales acuden con las autoridades estatales.

"Acuden también con más autoridades de las comunidades correspondientes, trabajo que se hace por ejemplo en Guerrero y Oaxaca, hemos tenido también algunas complicaciones en algunos municipios en el estado de Chiapas y ahí van nuestros funcionarios de las estructuras desconcentradas y se encargan de ser una especie de intermediarios para la resolución de estos problemas en el ánimo de poder instalar las casillas y que los capacitadores tengan posibilidades de acceder”, agregó.

El consejero del INE y presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral, dijo a Grupo Imagen que siempre hay riesgos de que no se instalen las casillas en estas comunidades.

"Siempre hay riesgos de que en alguna comunidad dejemos de instalar alguna casilla, pero eso lo sabremos en el transcurso del último mes de la capacitación, que será en el mes de junio y tomaremos las decisiones correspondientes”, añadió.