Foto: Especial
La Auditoría Superior de la Federación detectó que la Comisión Nacional de Hidrocarburos omitió comprobar el gasto de 24 millones 254 mil pesos en 2018, así como la existencia de contratos con duplicidades de servicio y licencias de software.

Por Nayeli Roldán/@nayaroldan para Animal Político
 
 
La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) gastó 267 millones de pesos para Tecnologías de la Información y Comunicaciones, pero existen contratos con duplicidades de servicio y licencias de software, y en un caso se carece de mecanismos para la validación del equipamiento tecnológico recibido.

Por ello, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) auditó una muestra del total y señaló un monto por aclarar por 24 millones 254 mil pesos al que advierte como un “probable daño a la Hacienda Pública”, según concluyó en el Primer Informe de Cuenta Pública de 2018.

La Comisión firmó el contrato CNH-39/2016 con la empresa Dowell Schlumberger de México, S.A. de C.V. por un monto máximo de 254 millones de pesos, para el “Desarrollo, establecimiento, administración y mantenimiento del Centro Nacional de Información de Hidrocarburos (CNIH), así como la realización de Cuartos de Datos Digitales”, con vigencia del 29 de septiembre de 2014 al 28 de septiembre de 2019.

Sin embargo, la Auditoría detectó que “existe duplicidad en los servicios” referentes a proporcionar todo el software y licenciamiento ilimitado de software correspondiente para la operación del CNIH, pues en el contrato CNH-59/2016 se requirió el mismo servicio por el que se pagó 23 millones 110 mil pesos durante 2018.

No se cuenta con la evidencia para validar que el personal que participó en el desarrollo de los trabajos es el mismo que se presentó en la propuesta del proveedor y que éste cuenta con la experiencia y conocimientos requeridos para el cumplimiento de sus funciones, conforme a los perfiles definidos en el anexo técnico.

Tampoco se proporcionó los comprobantes del servicio de Infraestructura, Telecomunicaciones y Hospedaje, “por lo que no es posible verificar si éste corresponde a lo solicitado en la orden del servicio y a lo descrito en el acta de entrega-recepción del 31 de diciembre de 2018.

La CNH no contó con la documentación que acreditara la entrega de las licencias por parte del proveedor para la prestación de los servicios; no se localizaron 4 de los 30 monitores descritos en las memorias técnicas del 2018 proporcionadas por el proveedor. Aunque la Comisión manifestó que dichos equipos fueron retirados de la CNH por el prestador de servicios no se cuenta con evidencia que acredite dicha salida.

Mientras que en la revisión física realizada por la Auditoría detectó que el proveedor del contrato y la Comisión no cuentan con “un control de los activos de hardware y software objeto de la solución tecnológica”.

En la Auditoría de cumplimiento a Tecnologías de Información y Comunicaciones, número 100-GB, realizada por la ASF también se revisó el contrato CNH-59/2016 con las empresas Geoquest Systems B.V. y Dowell Schlumberger de México, S.A. de C.V., entregado por adjudicación directa, con vigencia del 30 de noviembre de 2016 al 31 de diciembre de 2018, por un monto mínimo de máximo de 344,688.4 miles de pesos.

La Auditoría detectó que “existieron deficiencias en la gestión del contrato, ya que no fue posible acreditar la experiencia ni el conocimiento de los especialistas por parte del proveedor, en relación con los trabajos realizados a las órdenes de servicio”.

Más sobre el tema: Estafa Maestra: Auditoría denuncia ante FGR a otras dos universidades por presuntos desvíos millonarios

También “se presume la existencia de duplicidad con los servicios de licenciamiento requeridos en el contrato CNH-39/2014 por los que se efectuaron pagos por 23 millones de pesos.

Estas irregularidades, advirtió la Auditoría, es por “falta supervisión y control en el seguimiento de entrega de servicios por parte del proveedor”.