Foto: Ulises Martínez
Los hermanos calentaron la bala hasta que ésta se activó, lesionando a uno de ellos, quien tuvo que ser llevado a la Cruz Roja

Lo que para un par de hermanos era un juego divertido, por poco y termina en tragedia, ya que al estar manipulando una bala calibre .9 milímetros que se encontraron, ésta se activó y se incrustó en la pierna de uno de ellos.

Los hermanos Pérez Villegas habían encontrado el proyectil cerca de su domicilio, el cual llevaron a su casa de la colonia Federico Berrueto Ramón, donde comenzaron a “experimentar”.

Le dieron golpes y calentaron la bala con un encendedor hasta que finalmente la percutieron y el proyectil terminó incrustándose en la pierna izquierda de José Ángel, de 20 años, quien cayó al piso.

Los familiares de inmediato lo trasladaron taxi a la Cruz Roja, donde le dieron los primeros auxilios; luego fue llevado a la Clínica Dos del IMSS, donde los médicos le extrajeron el proyectil.

Personal de la Fiscalía General del Estado acudió a tomar conocimiento de lo sucedido e investigará la procedencia del proyectil para determinar qué hacer al respecto.