El "Pipita" tuvo un amargo debut en Estados Unidos.
El argentino falló un penal y su equipo perdió el partido

Gonzalo Higuaín llegó como solución en el Inter de Miami y hasta el momento ha sido todo lo contrario. En su primer duelo en la MLS falló un penal, se quiso pelear con los rivales y el Inter de Miami perdió el partido.

El exjugador del River Plate, Real Madrid, Nápoles, Juventus, Milán y Chelsea, fue la bomba del Inter de Miami pero en su primer encuentro mandó un penal por encima del marco. 

Higuaín entró en el once inicial planteado por el técnico uruguayo Diego Alonso y en la primera mitad estuvo cerca de estrenar su cuenta goleadora con un par de opciones, una con una chilena. En la segunda envió alto una pena máxima e increpado inmediatamente por sus rivales, se encaró con un par de ellos.

No obstante, la presencia del jugador que ha llegado a la MLS procedente del Juventus ofreció una vertiente más ofensiva a su equipo, que incluso dobló en tiros a su rival, pero le faltó acierto y eficacia, justo lo contrario que a su rival que terminó con victoria de Philadelphia 3-0. 

El conjunto de la franquicia que lidera David Beckham es penúltimo de la Conferencia Este con once puntos. Con información de EFE