Foto: Especial
Paulina Romero, hija del senador y líder del sindicato petrolero, se casó el sábado pasado. Además de que la 'crema' política del país acudió, ella lució joyería que ni las celebridades usan

Paulina Romero Durán, una de las hijas de Carlos Romero Deschamps, senador plurinominal (es decir, llegó al cargo sin ser votado) del PRI y dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), lució en su muñeca derecha, durante la ceremonia de su matrimonio civil, siete brazaletes de la costosa marca Cartier, que suman un valor de casi 2 millones de pesos.

La hija del dirigente petrolero se casó el sábado pasado con el cirujano plástico Juan Carlos Rentería, usó las piezas como un 'semanario', es decir, como deseo de buena fortuna para los siete días de la semana.

Las piezas de tan exclusiva joyería pertenecen a la colección “Love” de Cartier. Puedes verla aquí.

Seis de ellas hechas en oro amarillo de 18 quilates, y la séptima, en oro blanco de 18 quilates, que además cuenta con 216 diamantes, las piezas suman un valor total de 1 millón 934 mil pesos.

La boda, que se dio el fin de semana pasado, recibió la asistencia de políticos de 'alta' como Miguel Ángel Mancera, Diego Fernández de Cevallos, entre otros, se celebró en el salón Terraza Virreyes del hotel Camino Real Polanco, en la Ciudad de México, un local muy exclusivo.

Foto: Especial/Reforma

Paulina Romero fue señalada hace algunos años por presumir sus múltiples viajes alrededor del mundo en aeronaves privadas, en yates, comiendo en lujosos restaurantes, y comprando en costosas tiendas de diseñador.

Su esposo, Juan Carlos Rentería, también tiene un pasado polémico, ya que en 2004 se dio a conocer que Pemex le pagó por realizar cirugías plásticas a Hilda Ledezma Mayoral, esposa del entonces director de la paraestatal Raúl Muñoz Leos.

Con información de Reforma y medios