Asilo de ancianos Samuel Silva en Torreón | Foto: Francisco Rodríguez
Ha hablado en reiteradas ocasiones pero no le dan información o le refieren que no está la persona encargada de entregar los pormenores

Édgar Muñoz Rodríguez, hijo de Salvador Muñoz Aguilar, internado en el asilo de ancianos Samuel Silva en Torreón, denunció la falta de información para saber sobre el estado de salud de su padre, después de que se diera a conocer el brote al interior del asilo.

El ciudadano contó que ha hablado en reiteradas ocasiones pero no le dan información o le refieren que no está la persona encargada de entregar los pormenores. Relató que el fin de semana pasado, acudió al asilo y no le detallaron ninguna situación sobre las condiciones dentro del lugar ni sobre la salud de su padre.

Muñoz Rodríguez mencionó que su padre es hipertenso y diabético y no sabe si le realizaron una prueba de Covid-19 o si le suministraron algún medicamento.

El 17 de noviembre, el gobernador Miguel Riquelme Solís informó que ocho religiosas y un residente resultaron positivos a Covid-19. El 23 de septiembre la cifra había aumentado a 35 casos.

La preocupación para Édgar Muñoz se agudizó cuando en una ocasión le dijeron que su papá estaba “malito pero estable”. “Me quedo sorprendido. Una tía me confirma que también le dijeron que estaba grave. Me pongo a indagar y no hay médicos, ni una brigada, ni nadie que dé la información”, relató.

Después le pidieron a la tía oxígeno para el señor y le comentaron que ya estaba reaccionando. Sin embargo, el martes, personal del asilo le comentó a la tía que el señor Salvador “murió momentáneamente y lo revivieron”.

Édgar insistió en tener información sobre su padre, y la desesperación lo llevó a comunicarse a una estación de radio en la ciudad para denunciar el caso. El coordinador regional del Programa Covid-19 en La Laguna, César del Bosque se comunicó con él y le aseguró que su padre estaba estable y que había almorzado, pero sí le confió que estaban batallando para acceder a la información.

Muñoz Rodríguez señaló que el tema en el asilo está cerrado y hasta el momento desconoce si su papá es uno de los 35 residentes con Covid-19.

“No se sabe cómo esté la situación adentro, eso genera incertidumbre de cómo los tienen. Por qué tantos dimes y diretes. Mi papá tiene seguro y lo pueden trasladar si es necesario pero no dan información.