Foto: Especial
Luego de más de 90 minutos de ataques, propuestas, acusaciones y señalamientos entre ambos candidatos, uno de los dos salió mejor parado. Y esto es lo que dicen las encuestas al respecto

Después de poco más de 90 minutos de debate entre los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, una encuesta de CNN dio como ganadora a la candidata demócrata, Hillary Clinton, con 62 por ciento de resultados a su favor, frente a 27 por ciento para el republicano Donald Trump.

Sin embargo para los analistas y expertos políticos no ha quedado muy claro quién de los dos contrincantes ganó el primero de los tres encuentros que sostendrán.

Los resultados de las encuesta de intención de voto.

Carlos Rodríguez, director de Bloomberg News México, la analista política Ana María Salazar y el periodista Leornardo Kourchenko -quienes participaron en la mesa de debate organizada por El Financiero Bloomberg - sostuvieron que probablemente se sepa quién fue el ganador del debate en unos días, cuando se den a conocer los resultados de las encuestas.

“Creo que no queda claro, por ahora, estará por verse quién ganó cuando las encuestas se den a conocer en los próximos días”, afirmó Carlos Rodríguez, director de Bloomberg News México.

Empero, la analista política, Ana María Salazar, opinó que el candidato republicano podría ser el ganador, dado que no cometió un error garrafal como se esperaba.

“Trump no cometió el error garrafal que se esperaba”, afirmó, aunque añadió que Hillary Clinton estaba muy bien preparada.

“En otro mundo, Hillary Clinton hubiera sido la gran ganadora, se nota su experiencia, que conoce los temas, Donald Trump en cambio habla con palabras de niño de cuarto de primaria, pero ante la situación que tenemos ahora, de cómo se califica a los candidatos, me temo que dirán que ganó Donald Trump”, sostuvo Ana María Salazar.

En cambio, Carlos Rodríguez aseguró que en su opinión Donald Trump no se preparó para el debate.

Mientras el periodista Leonardo Kourchenko resaltó que uno de los aciertos de Hillary Clinton fue no caer en las provocaciones de Donald Trump.