Víctima. Juan José Lugo, de la noche en Monterrey recuerda casi nada y muy poco de lo que pasó ayer por la mañana, cuando iba en una camioneta con las dos personas que lo agredieron. Foto: ULISES MARTÍNEZ
Con información llena de lagunas, Juan José explicó a policías su estado; ya investigan

Tirado en los cajones de estacionamiento del comercio Begasa, localizado en Vito Alessio Robles antes de Nazario Ortiz Garza, fue encontrado Juan José Lugo Dávila, de 32 años, quien dijo haber sido aventado de una camioneta en movimiento.

Juan José, originario del estado de Nuevo León, manifestó a los oficiales municipales que acudieron al lugar del reporte a las 07:00 horas de ayer jueves, que fueron los tripulantes de una camioneta verde los que lo dejaron ahí.

Sin recordar mucho de lo sucedido, Juan, dijo que estaba la noche del miércoles en Monterrey, de ahí ya no recordó nada hasta que la mañana de este jueves iba a bordo de una camioneta tipo Windstar.

En el interior había dos personas, sin conocer el rumbo, solo vio que abrieron la puerta lateral de la camioneta y detuvieron un poco la marcha para aventarlo afuera de la unidad y retirarse del sitio.

Atención. No le encontraron lesiones graves al hombre.

DENUNCIA Y ATENCIÓN

Fueron algunos trabajadores los que se dieron cuenta de este hecho, pero por miedo a que regresaran los de la camioneta no se acercaron, y solo informaron al número de emergencias que una persona había sido atropellada.

El hombre, quien se encontraba vestido de mujer, fue atendido por personal de la Cruz Roja, quienes lo subieron a la ambulancia para valorarlo pues presentaba una probable fractura en la pierna izquierda.

Una vez que se le inmovilizó, fue trasladado a las instalaciones del Hospital General para su valoración a fondo, a donde acudieron elementos de la Fiscalía General del Estado a tomar la declaración del afectado.