Trágico. Médicos del IMSS hicieron todo lo posible por salvar la vida de Jesús de León, pero su condición empeoró. / ARCHIVO
Joven adicto pierde la vida en la sala de urgencias del IMSS, tras intento de suicidio el 14 de mayo

Agobiado por distintos problemas en su hogar, sobre todo con su pareja sentimental, un hombre tomó la decisión de atentar contra su vida, falleciendo días después en la sala de urgencias de un hospital.

El de Jesús de León Cedillo, de 34 años, es el caso de suicidio número 36 en lo que va del 2019 en la Región Sureste del Estado de Coahuila; de él tomó conocimiento el Ministerio Público de la Unidad de Investigación de Homicidios de la FGE.

Jesús, quien tenía su domicilio en la calle Martín Pérez 116, de la colonia Los Fundadores, fue ingresado el 14 de mayo en las instalaciones de la Clínica Dos del Seguro Social, llegando a bordo de un auto particular.

LO ENCONTRARON EN MAL ESTADO

Presuntamente, Jesús fue localizado con un gran malestar, y sus parientes pensaron que podría tratarse de una sobredosis, por lo que de inmediato lo condujeron al hospital, donde quedó internado y bajo estricta observación médica.

Aunque se hizo todo lo posible por estabilizar su condición, nunca hubo mejora y fue la mañana de ayer, cerca de las 11:00, que Jesús sufrió un paro respiratorio; trascendió que el parte médico señalaba que el paciente había ingerido ácido de manera intencional.

SUFRÍA ADICCIÓN AL CRISTAL

Según comentó su hermana, Jesús era adicto a la droga conocida como cristal, además de que acarreaba muchos problemas con su pareja.

Fue por ello que habría tomado la fatídica decisión que lo llevó a estar postrado en cama por tres días, hasta que su cuerpo no soportó más.

El cuerpo del hombre fue trasladado hasta el Servicio Médico Forense para que la necropsia de ley ayude a determinar las cusas exactas de la muerte, resultados que serán integrados en la carpeta de investigación correspondiente.