Foto: Especial
El presunto asesino seguía las instrucciones de un libro que prometía la vida eterna. Ocurrió en Rusia

Rusia.- Un hombre de 36 años ha entrado a una guardería armado con un cuchillo y ha cortado el cuello a un niño de 6 años que estaba echando la siesta. 

Los hechos han pasado este jueves por la tarde en la ciudad rusa de Narian-Mar, al noroeste del país.

El asesino ha entrado a la guardería sin ningún problema, subió a la primera planta y cortó el cuello al pequeño.

Los guardias de seguridad del centro explicaron que lo dejaron entrar porque pensaban que era el padre de uno de los pequeños.

El hombre, que iba bebido en el momento de los hechos, parece que tiene problemas mentales. Estaba en tratamiento contra las drogas y el alcohol y dice que en el momento del ataque escuchaba voces en su interior.

Durante el interrogatorio policial afirmó que seguía las instrucciones de un libro donde había un conjuro sobre la vida eterna para uno mismo y sus familiares que requería el asesinato de un niño pequeño. El presunto asesino ha reconocido los hechos y es consciente que irá a la prisión.

El Guardián

El Guardián es un diario de Saltillo, Coahuila dedicado a informar sobre los acontecimientos policíacos de la ciudad y el mundo.