Ingresado. Alejandro López Medina se fue directo al penal y ahí espera su sentencia, luego del incidente afuera de céntrico bar. Fotos: Vanguardia/Juan Francisco Valdés
Un taxista está a la espera de que le den condena, luego de asesinar a parroquiano

Alejandro L, el taxista que se convirtió en homicida por hacerles un favor a dos meseras que ni conocía, ya está en el penal. López Medina acabó preso, luego de que a instancias de las mujeres, sacara a golpes al cliente de un bar al que luego derribó y mató.

El acusado no quiso rendir declaración y prefirió callar, a petición de su abogado defensor.

La Ministerio Público del Primer Grupo de Delitos con detenidos argumentó en la denuncia que Alejandro enfrenta el cargo de homicidio simple doloso, y solicitó prisión preventiva oficiosa, al ser delito reportado como grave.

Para su argumentación se basó en las pruebas aportadas por tres testigos, que refieren que las. meseras que laboran en el bar Foreing, ubicado en Lerdo y Manuel Acuña de la zona centro, ingresaron al negocio contiguo, el Café Chelito; a pedir a uno de los clientes que las ayudara a sacar de la cantina a dos personas.

Se acercaron al taxista y lo convencieron para que sacara del baño a los dos parroquianos, porque ellas no querían entrar.

Alejandro, por quedar bien, se fue directo al bar y se metió al baño y a empujones sacó a los hermanos Juan Antonio y Oscar. Para desalojarlos aprovechó que los hermanos ya que se encontraban ebrios.

Ya fuera de la cantina, el taxista siguió humillando delante de las meseras a Oscar, al cual derribó y por la caída se golpeó la cabeza con la banqueta, muriendo al instante.

Según se informó, al taxista, quizá sintiéndose protegido por las meseras y el encargado del bar e ignorando el estado del hombre que derribó, se quedó a la espera de las patrullas, con la esperanza que se llevaran preso a Juan y Oscar.

Sin embargo, los primeros en llegar fueron paramédicos de la Cruz Roja y policías ciclistas, quienes confirmaron el fallecimiento del cliente del bar, por lo que procedieron con la detención del agresor.

LA CAUSA DE MUERTE

Los resultados de la necropsia dan a conocer que la víctima presentó una hemorragia cerebral por traumatismo de cráneo.

Al término de la lectura de investigación, la juez Nubia Nallely Aguillón, valoró la situación del caso y ordenó dictarle prisión preventiva a Alejandro, a quien le programó una segunda audiencia para el próximo martes 26 de febrero, cuando se dé la vinculación a proceso.

DESMENTIDO

No hubo lesiones por arma blanca, como informaron algunos medios impresos.