Foto: Vanguardia/JETZA MÚZQUIZ
El cuerpo de Vicente fue llevado hasta el Semefo, donde se espera que la necropsia de ley revele las causas de la muerte

RAMOS ARIZPE, COAH.- Más de una semana tenía un hombre de no visitar ni tener contacto con su papá, por lo que decidió ir a su casa para verlo, pero se encontró con la sorpresa de que su padre se encontraba sin vida y en estado de descomposición.

Cerca de la 13:45 horas fue reportado el hecho al 911, acudiendo las autoridades municipales hasta la calle Insurgente 118, de la colonia Mirador, donde se entrevistaron con Martín Cancino, de 55 años.

Martín explicó que debido a asuntos laborales y familiares, le había sido imposible comunicarse con su papá, Vicente Cancino Monroy, de 85 años, al cual hacía semana y media no había visto, ni platicado con él.

Los vecinos del lugar explicaron que la última vez que vieron al hombre había sido casi cinco días atrás, pero luego ya no tuvieron señales de él, sin imaginar que dentro de su hogar algo podría haber ocurrido.

 

Cuando Martín llegó a casa, queriendo saludar y ver cómo estaba su padre, nadie atendió sus llamados en la puerta, por lo que decidió ingresar al inmueble, encontrando todas las habitaciones vacías, pero ningún rastro de Vicente.

Fue en el patio trasero donde Martín encontró el cuerpo en descomposición de su padre, y sin dar crédito a lo que estaba viendo pidió ayuda al 911.

Pero los paramédicos del Cuerpo de Bomberos sólo pudieron confirmar el deceso de Vicente, quien tenía aproximadamente cinco días de haber fallecido, aunque las causas no pudieron ser establecidas en un primer momento.

El área fue acordonada por la Policía Municipal para permitir los trabajos de los peritos y los agentes investigadores del Ministerio Público, quienes acudieron para tomar conocimiento y empezar con las investigaciones.