Archivo
López Obrador destacó que su secreto para gobernar es que tiene autoridad moral y eso permite tener autoridad política

A casi seis meses de haber tomado las riendas del país, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que le ha sido fácil gobernar, porque con honestidad se puede todo.

"Si, fácil, no quiero presumir, pero no hay ningún problema. Cuando hay honestidad se puede todo, eso se convierte en un escudo protector y se vuelve uno muy fuerte", aseguró durante la conferencia de prensa matutina.

El presidente López Obrador destacó que su secreto para gobernar es que tiene autoridad moral y eso permite tener autoridad política.

"Fui jefe de Gobierno y lo que hice cuando llegue fue bajar los sueldos y quitar la atención médica, no compré un vehículo nuevo para funcionario y no viajé al extranjero".

"Entonces, consideró, tengo autoridad y eso me facilita mucho".

Incluso -refirió el mandatorio- que sí llegara el Secretario de Comunicaciones o de Desarrollo Urbano y le diga que un familiar quiere que se le ayude entregándole un contrato, "si me dicen eso les respondo no tengo familia".

"No reciba a mis hermanos o a mis hijos, no tiene porque recibir coyotes o intermediados aunque sean de mi familia, eso me facilitan las cosas mucho".

Explicó que otra cosa que le permite gobernar es trabajar y levantarse temprano, porque "los pedacitos de suerte se reparten a las 5 de la mañana".