El grupo de personas que trabajó más de 8 horas durante una década, aumentaba el riesgo en un 45% de presentar un accidente cerebrovascular

Tal vez trabajes las ocho horas diarias fijadas en la Ley Federal del Trabajo. Por alguna razón, empleas más tiempo en tu trabajo. Pero si se vuelve costumbre y superas las 45 horas semanales, distribuidas en máximo seis días fijados por la ley, te expones a sufrir accidentes cerebrovasculares (ACV), alertaron científicos franceses en un estudio publicado en la revista Stroke. 

¿Cómo se aplicó el estudio de salud y horas de trabajo?

A partir del estudio Constances, los investigadores analizaron los datos de 143 mil 592 personas entre 18 y 69 años, que trabajaban activamente entre 2012 y 2018. Entre la información que consideraron se encontraba la profesión, edad, consumo de tabaco, enfermedades cardiovasculares y la duración de la semana laboral. De los encuestados, 42.542 personas trabajaban más de diez horas al día, de las cuales 14.481 continuaron con esta rutina por más de diez años. En los cinco años de observación, los científicos descubrieron que 1.224 personas sufrieron un derrame cerebral en ese tiempo.

Los riesgos de trabajar más de 8 horas cada día

El grupo de personas que trabajó más de 8 horas durante una década, aumentaba el riesgo en un 45% de presentar un accidente cerebrovascular. El investigador principal Marc Fadel aclaró que la estimación no incluía a quienes lo hacían ocasionalmente, “hablamos de personas en las que más bien es raro trabajar menos tiempo durante un día”. Este hallazgo dependía de la edad de los trabajadores, compartió Alexis Descatha, otro de los investigadores. “La asociación entre diez años de trabajo, durante tantas horas y un ACV parece ser mayor para las personas menores de 50 años. Esto es algo inesperado. Se necesita estudiar aún más esta conclusión”. 

¿Cómo se manifiesta un accidente cerebrovascular? 

La sangre que va a una parte del cerebro se detiene o interrumpe. 
El tejido cerebral no recibe oxígeno ni nutrientes y, en minutos, las neuronas cerebrales comienzan a morir. Así actúa un accidente en el área del cerebro. Como urgencia médica y tratamiento inmediato, debes atender algunos de los signos que aparecen si padeces un accidente cerebrovascular. Problemas para hablar y entender. Puedes tener confusión. Se te arrastran las palabras, o se te complica comprender el habla. De repente, podrías padecer entumecimiento de la cara, debilidad o parálisis en el rostro, los brazos o las piernas Tener la visión borrosa en uno o ambos ojos, o que veas “doble”. Un dolor de cabeza fuerte y repentino, junto a vómitos, mareos, así como problemas para caminar con pérdida del equilibro o coordinación.