Foto: Héctor García
“No buscamos venganza, nos animó el deseo de la paz y justicia. Mi estado (...) es el único que ha desentrañado los grandes crímenes, castigado a los culpables y dictado órdenes de aprehensión contra los más terribles delincuentes”, afirmó.

Rubén Moreira rindió su sexto Informe de Gobierno ante el Congreso del Estado, en el cual destacó los resultados en la lucha contra la delincuencia organizada: “los grandes capos que asolaban Coahuila, o están abatidos o en la cárcel”.

“No buscamos venganza, nos animó el deseo de la paz y justicia. Mi estado (...) es el único que ha desentrañado los grandes crímenes, castigado a los culpables y dictado órdenes de aprehensión contra los más terribles delincuentes”, afirmó.

El Gobernador resaltó el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto, el cual “hoy nos permite recorrer nuestras carreteras y que, con orgullo, descubrimos que Piedras Negras es la ciudad donde los ciudadanos se sienten más seguros”.

Siendo candidato, recordó, el 16 de mayo de 2011 pronunció por primera vez la frase: “de la seguridad me encargo yo”, justo en medio de una crisis de violencia en el estado. 

“Más de seis años después les pido que vean los estándares, y también con gusto les puedo afirmar que de la seguridad nos encargamos muchos”, dijo en el acto, al que acudió José Narro Robles, secretario de Salud, en representación del Ejecutivo nacional.

En el evento también lo acompañaron el comandante de la Sexta Zona Militar, Francisco Ortega Luna; el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa; y el cónsul de Estados Unidos, Timothy Zúñiga.

Ante ellos y los diputados presentes, a quienes agradeció su apoyo en 294 iniciativas, Rubén Moreira enfatizó además las inversiones, generación de empleos y construcción de ocho universidades.