Foto: Especial
El promedio por día más alto se había registrado en junio, cuando se contabilizaron 84.9 asesinatos

El día más violento del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador contabilizó 127 decesos, según el Reporte diario de homicidios dolosos de la SSPC, Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Secretaría de Marina (SEMAR) y la Fiscalía General de la República (FGR).

Esta cifra supera por más de 40 casos al promedio diario más alto que fue de 84.9 asesinatos y que se registró en el mes de junio, mientras que el promedio diario de noviembre había sido de 79 homicidios.

Aunque el reporte está fechado el 1 de diciembre – día en que el mandatario cumplió un año en el poder – los 21 homicidios ocurridos en Coahuila, y que elevan aún más la cifra, sucedieron el sábado 30 de noviembre.

Sin embargo fueron incluidos en el conteo como si hubieran ocurrido el 1 de diciembre.

En el reporte del 30 de noviembre – día de los ataques en Coahuila – solo se reportan 3 homicidios en ese estado y 84 muertos en todo el país.

Foto: Especial

El informe reporta que en los dos días que van de diciembre se han contabilizado ya 204 homicidios: 127 del 1 de diciembre y 77 del 2 del mismo mes.

El lunes 2 de diciembre la cifra de muertos por lo ocurrido en Coahuila aumentó a 22 pero en el reporte de ese día este estado aparece con cero decesos.

Foto: Especial

Según el reporte, de diciembre pasado a noviembre de 2019, el mes con más homicidios ha sido junio, con un total de 2 mil 543 casos, mientras que el mes más bajo es diciembre de 2018 con 2 mil 153 homicidios (aunque el SESNSP inició el conteo hasta el día 5 de diciembre).

El estado con más casos registrados el 1 de diciembre fue Cohahuila con un total de 21, seguido del Estado de México con 14; Guanajuato y Oaxaca, con 10, y Baja California con 9.

Al ser cuestionado sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que el incremento de casos se debió al enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y civiles armados que se registró el pasado sábado en Villa Unión, Coahuila, y que dejó como resultado a 21 personas muertas, aunque el día lunes la cifra subió a 22.

En su conferencia matutina de este martes, el presidente dio a entender que esos 127 homicidios no reflejan la realidad del país y que pesar de las exigencias de una parte de la población, él no piensa cambiar su estrategia de seguridad.

Señaló que un día después, el 2 de diciembre, se registraron 77 homicidios, de los cuales el 52% se registraron en cinco estados: Estado de México, Baja California, Guanajuato, Jalisco y Ciudad de México.

“No vamos a rectificar nuestra estrategia, lo que ellos quieren es que regresemos al uso de la fuerza, a apostar al exterminio (…) aumentó porque tuvimos la pérdida de 21 vidas humanas en Coahuila, pero ayer fueron 77, entonces no vamos a cambiar, vamos a ir mejorando poco a poco”, sentenció.