Foto: Especial
El exgobernador de Coahuila aclaró que es la segunda demanda civil que emprende contra Ferriz de Con y seguirá hasta el final, por calumniar en su contra

CDMX.- El ex gobernador priista de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, no cederá en el juicio civil que emprendió contra el comunicador Pedro Ferriz, en la que exige una indemnización por daño moral y patrimonial, lo que el periodista consideró un atentado a la libertad de expresión.

Este jueves continuó la audiencia en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX) en la que se expuso que los “ataques infundados” del informador, exigen un monto económico como reparación del daño, aunque el juez será quien lo determine, aunque se presume que la cantidad sea por 20 millones de pesos (mdp).

Tras una larga diligencia, Moreira manifestó en entrevista que posee los conocimientos necesarios, que le permiten establecer los criterios para poner un alto a la libertad de difamación.

“Yo lo que considero es que dentro de mis estudios en mis cuatro maestrías, una de las maestrías es en investigación, comunicación y periodismo, y la estudié para conocer y entender más los medios de comunicación.

“Esto es una defensa en la libertad de expresión y es un alto a la libertad de difamación y a la libertad de calumnias, eso es lo que es”, aseveró.

El político señaló que esta es la segunda demanda civil que emprende contra Ferriz de Con, aunque en la primera se desistió del procedimiento y ahora, dijo, seguirá hasta el final.

Añadió que tras su detención en España, por presunta malversación de fondos bancarios, el periodista emitió juicios de valor que dañaron su moral y patrimonio, a pesar de que se decretó la exoneración de cargos.

“En este año en enero sucede injusta la detención porque después fui exonerado por el Juez y por la Sala compuesta por tres magistrados en ese momento que yo estaba en España, él volvió a proferir ataques hacia mi persona que no enmarcan dentro de lo que es periodismo

Al término de la diligencia Ferriz de Con comentó que el reclamo del ex gobernador presuntamente fue generado por sus comentarios, sobre su actuación como gobernador.

Lo que ahora ve, dijo, es que algunos políticos “están tomando esto como una estrategia para intimidar a los medios de comunicación”.