I. DESACUERDOS

Ya va para medio año que en el ICAI, que timonea Luis González Briseño, se encuentra vacía una silla de consejero electoral, luego de que Alfonso Villarreal, tras 14 años en el instituto, terminó su periodo. La situación al interior está complicada, pues no hay acuerdos para definir a quien será la nueva funcionaria, y decimos nueva porque por equidad de género, debe ser una dama quien acceda al Consejo General. Oficialmente la pelota está en la cancha del Congreso, pero tras bambalinas, hay serios desacuerdos al respecto de los que abundaremos.

II. DESIGNACIONES

Por cierto, ayer el rebaño legislativo que pastorea Marcelo Torres Cofiño por fin designó a los contralores internos de cuatro organismos autónomos: Instituto Coahuilense de Acceso a la Información, Tribunal de Justicia Administrativa, Tribunal Electoral y Fiscalía General. Ésta era una tarea que traía pendiente el Legislativo local desde hace meses. El Presidente de la Junta de Gobierno sacó planchaditos todos los acuerdos.

III. CONVOCATORIA

En más de temas legislativos, y como ya se lo habíamos señalado, los diputados domésticos decidieron que van a lanzar una convocatoria para seleccionar un nuevo Ombudsman, pues simplemente no ratificaron en su cargo a Xavier Díez de Urdanivia, ahora sí que aún presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, quien no obstante todos sus cabildeos, no logró mantenerse en la liana presupuestal. El expresidente del Tribunal Superior de Justicia buscaba ser ratificado por otros seis años, pero no se le hizo.

IV. DE RISA

De risa la salida que le intentó dar el alcalde Alfredo Paredes a la novatada con que salió su área de Comunicación Social. La estrategia que decidieron seguir fue asegurar que un hacker se les metió en la cuenta de un funcionario y les hizo una ciber-travesura. Seguramente a Paredes lo superaron sus ansias de novillero para apoyar a Mario Dávila, a quien es bien sabido que junto con otros alcaldes panistas, siempre impulsó para ganar la dirigencia estatal del PAN.

V. SORPRESA

El secretario de Salud, Roberto Bernal ya demostró que su estilo es caer de sorpresa en las distintas oficinas o áreas de su secretaria para que no le digan ni le cuenten acerca de su funcionamiento. Lo hizo ahora en el Hospital Psiquiátrico de Parras, donde desde hace tiempo se cuentan situaciones bastante desagradables, que van desde la falta de insumos, el maltrato a enfermos, hasta, incluso, decesos de pacientes por la presunta mala alimentación que les dan. Se sabe que el médico lagunero supervisó la operación de la institución y el abasto de medicamentos.

VI. FESTEJO

Que quien convirtió al municipio de Progreso en una verdadera cantina fue el alcalde Federico Quintanilla. El priista echó la casa por la ventana para festejar al quinceaños de una de sus hijas y para eso no tuvo empacho en organizar tremenda celebración en la plaza principal de esa comunidad, en la que hubo cerveza para todos. Lo que no quedó claro fue si Quintanilla costeó la francachela con recursos propios o municipales.

VII. HILOS

Que en la subrepticia campaña de afiliación masiva panista otros que están moviendo los hilos son Carlos Orta y el expresidente Bernardo González. Ambos están moviendo los hilos a través de José Alejandro Cortés, director de Afiliación del CDE y quien fue secretario particular tanto de Orta como de Bernardo en sus respectivas dirigencias. Le adelantamos que varios alcaldes de este partido se van a manifestar en contra de estos planes de afiliar sólo a los “amigos” del dirigente lagunero Jesús de León Tello.

VIII. ARROPADO

Muy arropado fue el arranque de la Jornada de Monitoreo y Evaluación para el Combate a la Corrupción a la que se sumaron los siete órganos que integran el Comité Coordinador del Sistema Anticorrupción y que el gobernador Miguel Riquelme puso en marcha, acompañado de los representantes de los otros dos poderes. El compromiso más fuerte para llevar a buen puerto esta acción es del auditor Armando Plata, aunque también en el resto de las instancias del sistema.

IX. MEJORA

Una de las áreas en donde se nota un cambio en el Tribunal Superior de Justicia de Coahuila fue en la secretaría particular de la presidenta Miriam Cárdenas, donde ahora despacha Martha Eugenia Dávila. La nueva funcionaria le dio un cambio radical a esa oficina, especialmente en la atención y trato que da a las personas que acuden a solicitar alguna audiencia o entrevista con la magistrada. La anterior funcionaria, quien salió como tapón de sidra de esa oficina, era Pamela Ortiz, a quien le dieron las gracias por la prepotencia y desdén con que trataba a propios y extraños.

POLITICÓN
Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx